Violencia de género: un año de prisión efectiva por amenazas y lesiones leves, un fallo inédito de la Justicia correntina

0
4

El doctor Darío Alejandro Ortíz, Juez de Instrucción N° 3 y Correccional de Goya condenó a un año de prisión de cumplimiento efectivo al concubino de una mujer por “Amenazas Simples en calidad de delito continuado, Amenazas Simples dos veces reiterados, en situación de violencia de género, Lesiones Leves calificadas por la relación de pareja y el género y desobediencia judicial, todo en concurso real”.

El hombre estuvo preso durante 5 años, en tanto continuó una relación con la madre de sus seis hijos, y cuando quedó en libertad y fue a convivir con ella, comenzó a maltratarla sistemáticamente.

La pena la deberá cumplir en la Unidad Penitenciaria N° 1 de Corrientes y además deberá pagar las costas.

La audiencia de debate se realizó aplicando las medidas preventivas por la pandemia de covid-19.

Para materializarla se aplicó el sistema informático Cisco Webex, que permitió que el detenido y su abogada participen desde la comisaria primera de Esquina, el Fiscal Subrogante, doctor Javier Mosquera y los tres testigos desde la fiscalía de esa localidad y el juez y la secretaria desde Goya.

La virtualidad permitió concretar todo el proceso cumpliendo con el distanciamiento dispuesto por el gobierno.

La causa:

El hecho sucedió en Esquina cuando un hombre luego de recuperar su libertad tras 19 años detenido en la comisaría de esa localidad se instaló en la casa de su concubina.

La mujer habitaba ese lugar junto a un hijo de una pareja anterior y seis hijos que tuvo con el condenado.

Desde el 2017 la denunciante comenzó a recibir amenazas del concubino quien le decía que la iba a matar.

En reiteradas oportunidades la amenazó de esa manera y en julio de 2019, cuando tenía una medida de Exclusión del Hogar, desobedeciendo esa orden judicial, ingresó al domicilio de la mujer, la insultó, se acostó a su lado y le dio un golpe de puño con la mano cerrada provocándole lesiones de carácter leves en la mama izquierda

Luego se levantó, y cuando fue a buscar un cuchillo, ella pudo escapar. Al otro día cuando regresó el hombre le aseguro que si caía preso terminaría con su vida.

Comentários no Facebook