UNNE: gremios universitarios reclaman compensación de gastos por virtualidad

0
9

Compartimos el comunicado completo:

Desde el 16 de marzo las y los docentes de la UNNE venimos sosteniendo las clases desde nuestras casas, con nuestros propios recursos económicos (computadoras, internet, datos), para los aproximadamente 50.000 estudiantes de nuestra universidad, con sobrecarga laboral y en espacios donde lo laboral y lo familiar se confunden.

Por tal motivo, desde el mes de mayo nuestro gremio ADIUNNE viene reclamando en el ámbito de la Paritaria Particular a las autoridades de la UNNE el pago de un bono de $5.000 retroactivo a marzo en concepto de reintegro de gastos efectuados por el trabajo en virtualidad. En las seis reuniones paritarias locales los representantes de Rectorado se han negado al pago del mismo, argumentando que no hay fondos suficientes para financiarlo.

Es de público conocimiento también que, desde marzo, la UNNE solo mantiene guardias mínimas en sus distintas Unidades Académicas para áreas administrativas y no ha realizado los habituales gastos en tarifas de electricidad, agua, gas, compra de insumos de todo tipo (laboratorio, papelería, informáticos, limpieza, reparación o mantenimiento de equipos), refrigerios, pasajes, viáticos. Asimismo, en octubre ha recibido de Nación los cuatro meses adeudados del presupuesto 2019 y una parte de los $1400 millones del programa de “Virtualización de la Educación Superior” que el Ministerio de Educación de la Nación otorga a todas las Universidades Nacionales por los gastos de inversión en equipamientos y sistema. Tenemos como antecedente el esfuerzo realizado ya por algunas Universidades: Patagonia Austral, Luján y Comahue han pagado a sus docentes bonos de hasta $7.500 en concepto de recupero de gastos por la virtualidad.

En la última reunión paritaria local CODIUNNE se sumó al pedido de una compensación por gastos y en ese sentido, el pasado 2 de noviembre hicimos una presentación conjunta a la rectora de la UNNE Delfina Veiravé solicitando dos bonos de $7.500, en concepto de compensación de gastos por el trabajo docente virtual, para el conjunto de la docencia de nuestra institución, a cobrar en noviembre y diciembre 2020.

Si bien entendemos que un bono no compensa el gran esfuerzo que estamos llevando adelante las y los docentes de la UNNE en los diversos aspectos que mencionamos, su pago constituiría un reconocimiento que las autoridades deberían hacer y un refuerzo económico para la mayor parte de la planta laboral docente que cobra sueldos por debajo de la línea de la pobreza. Nuestra posición se condice con el rechazo a nivel nacional de la propuesta de ajuste salarial de un 7%, impuesta por el CIN (presidido por la rectora Veiravé), el gobierno nacional y las otras federaciones docentes.

Por estos motivos, no cederemos en el reclamo de compensación de gastos, tanto en el ámbito de la Paritaria Particular como directamente a la Rectora. Además de las bellas palabras, necesitamos que el reconocimiento se haga efectivo en medidas concretas: en este caso, con un refuerzo económico. Pedimos a toda la docencia de la UNNE que apoye este reclamo dejando constancia de sus gastos en la Encuesta sobre gastos por virtualidad, rellenando el formulario que pueden encontrar AQUÍ: https://forms.gle/rzThp2PYjBAq7zrT8

Conversatorio “La luca por compensación de gastos en la virtualidad” 

Desde ADIUNNE invitamos al conjunto de la docencia de nuestra universidad a participar este viernes 13, a las 18, de un conversatorio con trabajadores de dos de las universidades que pagaron bonos en concepto de recupero de gastos: Micaela Gomiz, secretaria general de ADUNC (Comahue), y Federico Vita, secretario general de ADUNLu (Luján). El enlace para acceder es https://meet.google.com/iig-pgsa-fth

Sobre el posible retorno de las actividades presenciales 

El 6 de noviembre las UUNN conocimos la Decisión Administrativa 1995/2020, que autoriza el retorno a las actividades académicas presenciales en las Universidades Nacionales, firmada por el jefe de gabinete y el ministro de Salud de la Nación, a solicitud del Ministerio de Educación (Resolución N° 1084 del 8/8/2020).

En el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19, del ASPO y del DISPO, desde ADIUNNE consideramos que para que ello pueda ser posible en la Universidad Nacional del Nordeste es necesario que se den determinadas condiciones que coloquen como prioridad absoluta el cuidado de la salud de toda la comunidad educativa y la salvaguarda de los derechos docentes que nos toca defender. Además, debe contemplar la situación sanitaria y epidemiológica de las diferentes ciudades en las que la UNNE tiene sus establecimientos, a partir de las definiciones de las autoridades de cada provincia y en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria local.

Como lo ha expresado nuestra Federación CONADUH y nuestro sindicato ADIUNNE, el retorno a las actividades presenciales (tiempos, modalidades, condiciones) deben ser acordadas con plena participación de los sindicatos en las respectivas comisiones de condiciones y ambiente de trabajo (CMyAT).

A nivel local, la conformación de dicha comisión viene siendo reclamada desde marzo por parte de los gremios docentes de la UNNE. En agosto, la Rectora Delfina Veiravé se comprometió a hacerlo, pero lo hizo a través de los comités de contingencia en cada una de las Unidades Académicas, sin dar participación a los sindicatos docentes (Res. 1838/20). No sólo eso, además se niega nuevamente lo que establece nuestro Convenio Colectivo de Trabajo (Artículos 58 al 60 del Decreto 1246/15).

El mismo accionar contradictorio se expresa también en su participación como presidenta del Consejo Interuniversitario Nacional en la primera paritaria nacional sobre condiciones materiales y ambiente de trabajo, durante el mes de junio, junto con todas las Federaciones docentes y la Secretaría de Políticas Universitarias. Consideramos que la máxima autoridad de nuestra Universidad debe mostrar coherencia en su accionar, de otro modo serán varios los perjuicios que se ocasionarán al conjunto de la comunidad educativa.

Por último, en caso de acordar la vuelta a la presencialidad, la UNNE debe garantizar la infraestructura adecuada para cumplir con el distanciamiento social, los elementos de protección e higiene necesarios para el conjunto de sus trabajadores y trabajadoras, como así también las dispensas por tareas de cuidado y las licencias por condición de riesgo, para todo aquel docente que lo solicite y requiera.

Reiteramos el reclamo de participación de los sindicatos en la CMyAT de la UNNE y nos oponemos a la toma de decisiones unilaterales por parte de las autoridades en esta situación de excepcionalidad. El cuidado de la salud y el resguardo de los derechos de cada docente de la Universidad Nacional del Nordeste, de toda la comunidad educativa y de la comunidad en general, debe ser la prioridad en este contexto sanitario.

Nuevo tuitazo para este miércoles 11 

Este miércoles 11 de noviembre, entre las 12 y las 14 horas, CONADU Histórica y sus Asociaciones de Base llevarán adelante un nuevo Twittazo Nacional para seguir visibilizando los reclamos de la docencia universitaria y preuniversitaria. La acción en redes sociales se realizará en coincidencia con la reunión de la Comisión Paritaria (con representación de la Secretaría de Políticas Universitarias, el Consejo Interuniversitario Nacional y los Sindicatos Docentes de las Universidades) que tratará la promoción y ascensos de Docentes Auxiliares en el marco de la carrera docente.

El twittazo se realizará bajo las consignas:

1) Reconocimiento de gastos ya.

2) 7% no es aumento, es rebaja salarial.

3) No a la precarización laboral de la docencia universitaria y preuniversitaria.

4) Cualquier retorno a la presencialidad debe hacerse garantizando en paritarias las condiciones sanitarias de docentes, estudiantes y no docentes.

La Mesa Ejecutiva de la Federación ratificó la necesidad de que el gobierno nacional y las autoridades universitarias reconozcan el esfuerzo que la docencia continúa realizando desde sus hogares desde hace casi ocho meses para sostener las actividades académicas. Esfuerzo que se ha incrementado durante el segundo cuatrimestre por el aumento de la matrícula estudiantil, y donde les docentes auxiliares en particular, han visto sobrepasadas sus tareas con actividades que exceden holgadamente las funciones exigibles para su categoría, según lo establece el Convenio Colectivo de Trabajo. Son los cargos más bajos del escalafón docente, los peor remunerados y están ocupados mayoritariamente por mujeres, muchas de ellas con hijes menores a cargo, quienes ven acrecentada su jornada laboral por tareas de cuidado.

Asimismo, la Federación reiteró el rechazo al techo salarial del 7%, exigiendo que la empleadora se haga cargo de pagar de manera urgente una compensación por los gastos originados por el trabajo virtual. Gastos que hasta ahora siguen sosteniéndose por cuenta y cargo de los magros salarios de la docencia.

Con respecto al presunto retorno a la presencialidad en las Universidades Nacionales a partir de la Decisión Administrativa publicada por el PEN, CONADU HISTÓRICA manifestó su malestar por el carácter inconsulto y unilateral de la misma. La conducción cuestionó el hecho de que conocieron la publicación por la prensa, siendo que el día previo se habían reunido en la Paritaria de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, y en la cual nada informaron los representantes del Ministerio de Educación de la Nación. Exigen que cualquier retorno se realice bajo cumplimiento de estrictas garantías de las normas de bioseguridad acordadas en Paritarias Nacional y Paritarias Particulares convocadas al efecto.

 

Comentários no Facebook