Un comisario y cuatro policías van a juicio por tormentos, venganza y armado de causas

0
1

Por los excesos policiales y el armado de causas, pidieron el juicio para cinco policías de Salta, entre ellos un comisario con frondosos antecedentes. La fiscal penal Verónica Simesen de Bielke que el comisario Walter Ezequiel Omar Mamaní, acusado de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas con fines de venganza, en perjuicio de Luciano Diez, un joven de Apolinario Saravia.

El requerimiento de juicio también incluye a cuatro efectivos de la subcomisaría de El Dorado de Apolinario Saravia: el cabo Juan Giménez, la sargento Julia Antolina Díaz, el agente Franco Matías Vizgarra y el sargento Sergio Argañaraz. Ellos están acusados de varios delitos, entre ellos,  por abuso de armas, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones.

No obstante, en el caso de Vizgarra, al no haberse podido verificar que el acusado estuviera en el momento en el que ocurrieron las detonaciones, la fiscal entendió que corresponde dictar el sobreseimiento por el delito de abuso de armas agravado, al igual que tampoco se puede sostener la acusación por el delito de falsedad ideológica, al no existir informes que lo vinculen.

Los hechos por los que irán a juicio

Simesen de Bielke entendió que se encuentra acreditado que alrededor de las 4 de la mañana del pasado 28 de junio, mientras el denunciante Luciano Diez circulaba lentamente con su vehículo por avenida 9 de Julio, en inmediaciones de Parque Norte – Sala Nido de Apolinario Saravia, apareció en sentido contrario el móvil policial Nº 1745, en el que se desplazaban los acusados, quienes sin motivo alguno, realizaron la detonación de, al menos, cuatro disparos con la intención de amedrentarlo.

Tras esto, se dirigieron al domicilio del denunciante, donde le dijeron que quedaba detenido por evadir un control policial y darse a la fuga, por lo que los acusados privaron al damnificado ilegalmente de su libertad, ya que no había motivos que autorizaran al personal policial para aprehenderlo. Para avalar la restricción ilegal, los acusados armaron una causa penal, en la que el comisario Mamaní formuló una denuncia en contra de Luciano Diez por el delito de atentado a la autoridad.

Además, durante el traslado de Diez y luego de que lo ingresaran a la dependencia policial, los acusados lo sometieron a malos tratos físicos y psíquicos.

El comisario Mamaní tiene prisión preventiva y está alojado en la División Caballería de la capital salteña.

Cabe recordar que el jueves 6 de agosto, también se imputó al auxiliar fiscal de la Fiscalía Penal de J.V. González – Delegación Apolinario Saravia, Sergio Dantur, por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado en concurso real. El auxiliar fiscal fue acusado de filtran información al comisario Mamaní. Además, el procurador general de la Provincia, Abel Cornejo dispuso el inicio de un nuevo sumario instruido por la fiscal María Celeste García Pisacic.

Comentários no Facebook