«Travesía del Winnipeg».

0
7

El 3 de Septiembre de 1939 al puerto chileno de Valparaíso llega un barco con 2500 refugiados españoles que huían de la represión franquista, ese día se completaba la recordada «Travesía del Winnipeg». Desde que en Abril de 1939 terminara la Guerra Civil Española con el triunfo del dictador Francisco Franco, los republicanos comenzaron a ser perseguidos, torturados y asesinados, por ello se produjo una migración masiva hacia Portugal y Francia. Cediendo a las presiones de España, Italia y Alemania, las autoridades francesas no permitieron el ingreso libre de los refugiados a su territorio y los trasladaron a improvisados campos de concentración fronterizos. 550 mil españoles hacinados, sin alimentos ni agua potable estaban destinados a morir en pocos meses, esto generó escasa indignación mundial, a excepción de América Latina.

En Mayo de 1939, el presidente chileno Pedro Aguirre Cerda le encarga a su embajador en España, el escritor Pablo Neruda, que se traslade a Francia y comience a gestionar el traslado de refugiados a Chile. Con el apoyo económico de Argentina y Uruguay se consiguió un carguero francés llamado «Winnipeg» que fue llevado a los astilleros de El Havre para ser modificado y que permitiera trasladar mas de 2 mil personas. En Julio el barco estaba listo, Neruda y representantes de los refugiados comenzó con la difícil tarea de seleccionar a quienes salvar, para ello se llevó un improvisado censo que permitía seleccionar a familias completas y no sumar otro trauma. Otro criterio fue incluir algunos artistas, escritores e intelectuales que mantuvieran la identidad cultural del grupo, además se incluyeron médicos y enfermeras para no tener que incluir personal externo que quitara espacio a refugiados, el último y principal criterio fue el de llevar a las familias con mayor número de hijos.

Antes que el barco partiera el presidente Cerda dudó en concretar la empresa por temor a que España corte relaciones, Pablo Neruda y el Ministro de relaciones exteriores chileno Abraham Ortega se pusieron firmes y finalmente el trámite no se canceló. El anunciado viaje de «Winnipeg» se inició el 4 de Agosto desde el puerto de Pauillac, hizo escalas en las islas de Azorema y Guadalupe antes de cruzar el canal de Panamá, en el que no se le cobró el canon por utilizarlo. El 2 de Septiembre hizo una escala técnica en Arica, sin estar programado un puñado de refugiados fueron acogidos por las autoridades locales y decidieron quedarse. Finalmente el 3 de Septiembre al llegar al puerto de Valparaíso el «Winnipeg» culminaba su mundialmente promocionada travesía. Nuevamente algunos refugiados decidieron quedarse en Valparaíso y algunos pocos iniciaron un viaje a la Argentina, el grueso del grupo se radicó en Santiago como estaba programado. Gracias a esta humanitaria misión Chilena hoy existen miles de descendientes de los Españoles del Winnipeg.