«Tragedia de Ramstein»

0
4

El 28 de Agosto de 1988, en Kaiserslautern, Alemania, tuvo lugar el peor accidente aéreo de la historia durante una exhibición, que causo la muerte de 80 personas, la «Tragedia de Ramstein». En el marco de la exhibición aérea «Flugtag ’88», en la base «Ramstein» perteneciente a los EEUU en territorio Alemán, el equipo acrobático «Pattuglia Acrobatica Nazionale» de la Aeronáutica Militare Italiana se preparaba para realizar un «Corazón atravesado», acrobacia de gran dificultad, donde dos grupos de aviones crean la forma del corazón por encima de la pista principal cruzándose a 50 mts de altura, mientras un avión solitario atraviesa la formación en sentido perpendicular.

Los 10 «Flechas tricolores», cazas Aermacchi MB-339 culminaban la acrobacia cuando el avión solitario «Pony 10» piloteado por el teniente coronel Nutarelli, interceptó a baja altura a los dos grupos que se dirigían uno contra el otro, impactando al «Pony 1» piloteado por el teniente coronel Mario Naldini, que envuelto en llamas fue chocado por el «Pony 2» del capitán Giorgio Alessio que venía en sentido contrario. Los tres aviones en llamas se precipitaron a tierra, el «Pony 10» cayó sobre un grupo nutrido de espectadores hasta chocar contra una camioneta de helados provocando la muerte de 76 personas, el «Pony 1» cayó sobre el helicóptero médico matando al copiloto, mientras que el «Pony 2» se precipitó en la pista, de este último el piloto Alessio logró eyectarse, pero el paracaídas no llegó a abrirse y falleció al igual que los otros 2 pilotos.

Los servicios de emergencias de la base colapsaron, las 300.000 personas que habían asistido huían desordenadamente del la base por lo que las ambulancias no podían llegar al lugar, los servicios de emergencia Alemanes que llegaron no fueron autorizados a entrar por lo que muchos heridos fueron subidos a ómnibus de la base para ser trasladados mas de 80km hasta el hospital de quemados de Ludwigshafen, pero el chofer no hablaba Alemán ni conocía la zona por lo que llegó 2 horas después. La investigación concluyó que si la acrobacia se hubiera realizado en la dirección contraria solo hubieran fallecido los 3 pilotos en lugar de las 80 que perdieron la vida.