Tragedia de la puerta 12.

0
8

El 23 de Junio de 1968, luego de finalizado el clásico River-Boca se producía la mayor tragedia del futbol Argentino, ese día 71 personas murieron en la que se llamó, la “Tragedia de la puerta 12”. Luego de finalizado “0 a 0” el partido entre River Plate y Boca Juniors en el estadio “Monumental” la parcialidad de Boca situada en el actual sector “L” de la tribuna “Centenario Alta” sobre la Avenida Figueroa Alcorta, comenzó el camino hacia la salida.

Cuando las primeras personas del grupo de hinchas encararon el último tramo de la escalera que correspondía la “Puerta 12”, se encontraron en un túnel sin luz y sin salida. Todas las puertas de salida del estadio estaban abiertas menos la 12, los empleados de River Plate y los inspectores municipales no pudieron retirar los molinetes de entrada que giran en un solo sentido y por ello no pudieron abrir la puerta telescópica, esto provocaba que la escalera de salida fuera un tubo sin escape, mientras la gente quedaba aprisionada abajo, los que todavía estaban en la parte superior, ignorando lo que ocurría abajo, seguían bajando y empujando.

Cuando los gritos desde el final del túnel alertaron que algo grave había pasado la gente dejo de intentar salir, ya era tarde, 20 minutos después las autoridades policiales lograron retirar los molinetes y abrir la puerta, de inmediato una pila de cuerpos cayó en el asfalto, la montaña de personas violáceas por asfixia superaba los 2 mts de altura, el saldo final fue de 71 muertos y 60 heridos. Como la mayoría de las víctimas eran jóvenes, intervino un juez de menores que ordenó la inmediata detención de Américo Di Vietro y Marcelino Cabrera, responsables del funcionamiento de las puertas club River Plate, pero la causa incluía responsabilidades del gobierno de la entonces municipalidad de la ciudad de Buenos Aires y la Asociación del Futbol Argentino, ambas con intervención militar por estar bajo un gobierno de facto, por lo que la investigación fue una vergüenza y el crimen quedó impune.

La AFA y River Plate ofrecieron 100 mil dólares de indemnización para las familias de las 71 víctimas, una suma ridícula de menos de 2 mil dólares por muerto, la condición era renunciar a posteriores acciones legales, 69 lo firmaron, solo Nélida Oneto de Gianolli y Diógenes Zúgaro, familiares de dos víctimas no aceptaron e hicieron juicio a la AFA, finalmente cobraron 50 mil dólares cada uno. Hoy es un hecho casi olvidado por los asistentes al estadio de River Plate, que cuando entran por la rebautizada “Puerta K” ignoran que allí se apagó la vida de 71 inocentes.