Tasunka Witko, más conocido como «Caballo Loco»

0
13

El 5 de Septiembre de 1877, en Fort Robinson, Nebraska, moría el jefe Sioux líder de la tribu Oglala y uno de los indígenas que mayores problemas le creó al ejército de los EEUU, ese día era asesinado Tasunka Witko, más conocido como «Caballo Loco». Witko había nacido en 1840 en la llanura central, ya era un guerrero indígena respetado entre sus pares cuando el ejército de los EEUU llegó y arrasó sus tierras. Firme defensor de sus tierras y de las tradiciones Sioux, y en particular de su tribu, la Oglala, fue él quien propuso a los otros dos líderes indígenas, Tatanka Iyotanka (Toro Sentado) y Mahpiya Lúta (Nube Roja), aunar sus guerreros para enfrentar al ejército americano.

Apoyado su inmenso valor, en el conocimiento del terreno y en sus modernas tácticas de persecución sigilosa, emboscada, ataque relámpago y dispersión dio duros golpes al ejército y a las caravanas de colonos. En 1866 en el marco de la «Guerra de Bozeman», las tribus Cheyene y Lakota estaban siendo derrotadas, Caballo Loco junto con 3 mil de sus hombres acudieron en su ayuda. Su acción mas recordada es una trampa que le tendieron al batallón que lideraba el capitán William Judd Fetterman, sus hombres mordieron el anzuelo y persiguieron a un puñado de Oglalas que se dejaron ver y se mostraron sorprendidos por la presencia de los militares, luego de cruzar un río fueron atacados por 3 mil guerreros Sioux que los masacraron sin dejar sobrevivientes.

Para poner fin a la guerra y permitir que los buscadores de Oro y el ferrocarril se trasladaran al oeste sin riesgos ofrecieron a los líderes indígenas un trato, bastante abusivo, se los confinaría en terrenos bastante extensos pero improductivos y una autonomía controlada. El tratado del Fuerte Laramie fue aceptado por los Cheyene y los Lakota, pero Caballo Loco enfurecido les dijo en la cara que los Sioux Oglala no cederían ante ningún invasor y prosiguieron en guerra.

Por otros 8 años Caballo Loco tuvo en vilo el comercio Este-Oeste, por ello en 1876 el ejército de los EEUU inició su campaña definitiva en busca de controlar los territorios medios, las primeras campañas fueron desastrosas las victorias indígenas de Rosebud River y Little Big Horn hacían imaginar una larga lucha, sin embargo la superioridad numérica inclinó la balanza y a principios de 1877 Caballo Loco fue capturado.

En un principio se le mantuvo con vida con la esperanza que acepte el acuerdo que no había firmado 10 años antes, sin embargo el mantenerlo cautivo en Fort Robinson daba una oportunidad a los Sioux en intentar un rescate, por ello el 5 de Septiembre de 1877 se lo asesinó con bayonetas y se hizo correr la noticia en los valles, esto doblegó el espíritu indígena que prácticamente abandonó la batalla.