«Tanguito»

0
7

El 16 de Septiembre de 1945, en San Martín, Provincia de Buenos Aires, nacía una figura del Rock Argentino, que pese a su efímera vida se transformó en una leyenda, ese día llegaba al mundo «Tanguito». Nacido con el nombre de José Alberto Iglesias en el seno de una humilde familia que le inculcó la sensibilidad por la música y la naturaleza. Abandonó el secundario para estudiar botánica, pero su pasión por la música lo hizo dejar la educación formal. Con solo 17 años logró presentarse en tanguerías de Flores y Mataderos, allí cantaba y bailaba rock, cuando terminaba los asistentes se burlaban y arengaban, «Ahora bailate un tanguito», de allí su apodo.

En 1963 se incorpora como cantante de «Los Dukes», con ellos hace su debut discográfico interpretando «Decí porque no querés» de Palito ortega. Comenzó a compartir escenario con Sandro, Moris, Billy Bond y Los Gatos, estos lo integraron a su grupo de amigos y lo invitaron a acompañarlo al refugio de la bohemia porteña, un sótano de Recoleta llamado «La cueva de Pasarotus». Cuando cerró «La cueva» el grupo se trasladó a «La perla de Once» que se transformó en un catalizador, allí se juntaban los mas talentosos músicos, se formaban bandas y se componían canciones que luego se convertirían en himnos. En ese bar, Tanguito compuso, «La balsa» considerada la piedra fundacional del Rock Argentino, terminada y adaptada por Litto Nebbia y grabada por «Los gatos» fue editada en 1967, en pocas semanas vendió mas de 250 mil copias.

Fue la única vez que Tanguito cobró buen dinero por regalías, aunque se cuenta que gastó todo su dinero en un equipo de música y cientos de discos que luego olvidó en un taxi. Su irrupción en la música coincidió con su derrumbe por el consumo de drogas, cuando pasó de la marihuana a inyectarse anfetaminas, su comportamiento pasó a ser errante y autodestructivo. Todas las oportunidades de dar el gran salto se frustraron por sus desplantes, luego de varias detenciones, se lo derivó al servicio de drogadicción del Hospital Neuropsiquiátrico Borda donde se lo sometió a electroshocks y a choques insulínicos, tratamientos destructivos abandonados poco tiempo después.

En mayo de 1972 fue declarado judicialmente demente y trasladado a la Unidad Penitenciaria 13 perteneciente al mismo hospital, donde compartía el pabellón con criminales y psicópatas. La madrugada del 19 de Mayo se fugó del Borda y se dirigió al «Puente Pacífico», mas precisamente a la estación Palermo con la intención de tomar un tren con destino a San Martin, su casa de la infancia. A las 10:50 Tanguito, de 26 años, cayó a las vías y fue arrollado, ningún medio gráfico ni radial se hizo eco de su muerte.