«Sitio de Stalingrado».

0
11

El 23 de Agosto de 1942, en la capital de la provincia rusa de Volgogrado y en el marco de la Segunda Guarra Mundial, la Wehrmacht de la Alemania nazi y sus aliados del Eje se toparon con una heroica defensa de la población y del ejército rojo dando inicio a la consideraba batalla mas sangrienta de la historia, ese día comenzaba el «Sitio de Stalingrado». La ofensiva alemana parecía imparable sin embargo la extensión del frente, mas de 2.500 km entre el Mar Negro hasta el Océano Artico, empezó a desnudar las flaquezas para realizar un correcto abastecimiento a sus tropas. La llegada de la Wehrmacht hasta la ciudad fue rápida en parte por la orden de Stalin de replegarse hasta el casco urbano y resistir sin dar un paso atrás.

El 23 de Agosto de 1942 se inició formalmente la batalla cuando la Luftwaffe lanzó sobre la ciudad mas de mil toneladas de Bombas, matando al 10% de la población civil. En solo 12 horas de combate, la avanzada del 6.º Ejército alemán alcanzó el Volga, que dividía en 2 a la ciudad, esto daba a entender que en pocos días caería en manos de Hitler. Lo que los alemanes no sospechaban era que Stalin había nombrado vicecomandante de sus ejércitos al eficiente y brillante mariscal Gueorgui Zhúkov, este ordenó a los escasos 40 mil soldados del ejército rojo en la ciudad para resistir mientras organizaba una contraofensiva con mas de 1 millón de efectivos y mas de 3 mil tanques.

Pese a la artillería alemana, la resistencia soviética no cedió teniendo 2 consecuencias catastróficas para la Wehrmacht, la llegada de las tropas de Zhúkov y la del invierno. Cuando las temperaturas se tornaron insoportables las tropas alemanas en las afueras de la ciudad comenzaron a morir sin entrar en combate, esto fue aprovechado por las tropas del ejército rojo que en Noviembre lanzaron una devastadora contraofensiva. La terquedad de Hitler en tomar la ciudad hizo que el 6º Ejército Alemán del general Paulus quedara atrapado dentro de Stalingrado debido al cerco que le tendió zhúkov. 250 mil soldados alemanes quedaron atrapados en la ciudad, las tropas del ejército rojo fueron implacables con ellos hasta que al enterarse que no llegarían refuerzos pidieron autorización a Hitler para rendirse.

Esta batalla, la mas sangrienta de la historia, marcó el punto de inflexión en el frente oriental de la avanzada Nazi que no se detendría hasta la entrada triunfal de Zhúkov en Berlín a mediados de 1945. Las pérdidas en ambos bandos fueron devastadoras, entre civiles y soldados de ambos ejércitos murieron más de 2 millones de personas, Alemania perdió todo su material bélico y 100 mil soldados fueron hechos prisioneros por el ejército rojo que los torturó y confinó en campos de concentración donde fueron devastados por el frio, el tifus y la disentería, al finalizar la guerra solo habían sobrevivido 5 mil prisioneros.