Ricardo Balbín

0
9

El 9 de Septiembre de 1981, en La Plata, moría un dirigente político de estirpe, un honesto demócrata que compitió 4 veces por la presidencia representando a la UCR, ese día se apagaba la vida de Ricardo Balbín. Nació el 29 de Julio de 1904 en Buenos Aires, por ser su padre empleado ferroviario no tenía residencia estable, también vivió en Azul y Ayacucho donde termina la escuela primaria. Se traslada a Buenos Aires para asistir al colegio San José del que se gradúa con honores en 1921, en sus primeros años de la facultad de medicina traba amistad con un joven militante radical, Arturo Illia.

En 1924 abandona medicina, se traslada a La Plata donde comienza a estudiar abogacía, se afilia al partido Radical y aumenta su compromiso político. En 1927 obtiene el título de abogado aunque casi no ejerció la profesión. Ya en 1931 es electo diputado por la provincia de Buenos Aires, y en 1940 da un primer ejemplo de civismo renunciando a su cargo obtenido en elecciones fraudulentas. En 1943 junto a Oscar Alende y Crisólogo Larralde funda la UCR revisionista, Perón integrante del «GOU», ve una afinidad con Balbín y lo convoca a unirse a él pero declina agradecido. En 1946 es electo diputado cargo desde el que exteriorizo su antiperonismo, por ello fue perseguido y encarcelado. Luego de una segunda detención, Perón lo indulta y le permite participar en las elecciones de 1952.

Luego de la revolución libertadora la UCR se divide y Balbín se queda en la antiperonista, Frondizi, de la otra rama radical fue elegido presidente en 1958. En 1963 declina su candidatura en pos de su amigo Illia, quien accede a la presidencia. En 1966, luego del golpe, abandona el antiperonismo en pos de unas elecciones sin proscripciones. En 1973 fue el candidato radical en ambas elecciones, perdiendo con Cámpora y luego con Perón. La muerte de Perón marcó el punto mas alto de su lucidez política, en su funeral pronunció unas emotivas palabras que culminaban con «Este viejo adversario viene a despedir a un amigo».

El golpe de estado lo toma debilitado física y mentalmente, tuvo graves contradicciones y poco felices declaraciones, negando las desapariciones y nombrado a Videla como «un militar de la democracia». Cuando Viola reemplazó a Videla tuvo la lucidez de proponer la creación de la «Multipartidaria» como nexo con el gobierno, aunque no la llegó a ver funcionar a pleno, ya que falleció el 9 de Septiembre de 1981.