Rescatan a dos adolescentes que eran abusadas por un vecino e investigan si su madre las obligaba a prostituirse

0
59

Un hombre de 45 años fue aprehendido por orden de la Justicia en Pampa de los Guanacos, Copo, después de que una minuciosa investigación policial, lo sindicara como el presunto abusador de dos adolescentes de 14 y 15 años.

El caso se conoció en la jornada de ayer cuando efectivos de la Comisaría Nº 43 elevó el expediente de una investigación por abuso sexual en perjuicio de dos menores y efectuó el traslado del acusado hacia la Fiscalía interviniente.

Según los informes elaborados por autoridades policiales, todo habría dado inicio el 16 de agosto pasado cuando los uniformados se encontraban de recorrido por las calles de Pampa de los Guanacos, con el propósito de hacer cumplir los protocolos de aislamiento preventivo para evitar la propagación del Covid-19.

Fue entonces cuando, en uno de los accesos a la ciudad, sobre la ruta nacional 16, sorprendieron a un camionero y a una mujer manteniendo relaciones sexuales en la vía pública y por disposición judicial se activó el protocolo de aislamiento preventivo correspondiente y posterior traslado al centro sanitario montado en el Polideportivo Municipal.

Sin embargo, lo que parecía sólo un procedimiento por incumplimiento de protocolos sanitarios que finalizaba con el aislamiento, viró hacia una investigación por abuso sexual luego de que los efectivos se dirigieran al domicilio de la mujer, ya que ésta tenía a su cargo cuatro hijos menores.

Los policías encontraron en el domicilio a los hijos de la mujer, dos adolescentes de 14 y 15 años y dos niños de 11, los cuales fueron puestos al cuidado de un familiar. La presencia de los uniformados alertó a los vecinos, quienes habrían relatado el calvario de las niñas, al asegurar que su madre las ofrecía a distintos hombres a cambio de dinero.

De las entrevistas con los vecinos, los policías lograron recabar un nombre, el de un hombre de 45 años que vivía cerca del domicilio de las víctimas.

Al parecer, la mujer acostumbraba a enviar a sus dos hijas al domicilio de este hombre, quien -siempre según los dichos de los vecinos- las maltrataba, física y psicológicamente, para luego abusarlas. Con la nueva información, los investigadores dieron participación al fiscal Gabriel Gómez, quien dispuso la entrevista con las niñas y el examen médico.

Precisamente, de la entrevista se obtuvieron coincidencias entre los relatos de las menores y los dichos de los vecinos, mientras que el examen médico habría confirmado los abusos y es por eso que en horas de la noche del jueves, el fiscal de turno ordenó la aprehensión del depravado, quien fue trasladado desde su domicilio a la dependencia policial, quedando alojado hasta el mediodía de ayer cuando fue trasladado a sede judicial.

Además la fiscalía ordenó una serie actuaciones en torno al caso, como ser exámenes psicológicos y que se profundicen las averiguaciones para saber fehacientemente si la madre obligaba a sus hijas a prostituirse o si las niñas recibían malos tratos de parte de la mujer.