Ramón Lorenzo Falcón.

0
3

El 30 de Agosto de 1855, en la Ciudad de Buenos Aires, nacía un siniestro personaje de la historia Argentina, ese día llegaba al mundo, Ramón Lorenzo Falcón. Ingresó al Colegio Militar en 1870, del que egresó con honores, fue un activo partícipe en el genocidio de la campaña del desierto. Socio fundador del club Gimnasia y Esgrima de La Plata, en 1898 se retiró del ejército con el grado de Coronel. Luego de ser diputado nacional, estalla en 1905 la revolución Radical contra el presidente Quintana, su sucesor, José Figueroa Alcorta, ni bien asumió la presidencia en 1906 decretó el estado de sitio y nombró a Ramón Falcón como jefe de policía de la Capital Federal.

En su primer «1 de Mayo» a cargo de la jefatura reprimió una marcha de trabajadores sin motivo alguno, en 1907 estalla un conflicto entre arrendadores e inquilinos, Falcón estuvo al frente de los violentos desalojos de las familias golpeando por igual a obreros, mujeres y niños. En 1909 la marcha del «1 de Mayo» se dividió en Socialistas y anarquistas, Falcón decidió acudir a esta última con todo un batallón, instalado en las proximidades de Plaza Lorea dentro de un auto fue descubierto por los asistentes. Bajó del vehículo al grito de “Hay que concluir de una vez por todas con los anarquistas en Buenos Aires”, y comenzó una brutal represión que se cobró la vida de 11 personas y le provocó heridas a otras 80. El hecho provocó que 60.000 personas se congregaran el 4 de Mayo en la morgue judicial a la espera de los cuerpos para trasladarlos en procesión hasta el cementerio de la Chacarita.

Ese día Falcón fue citado por el presidente Alcorta para ser condecorado por los dirigentes de la Bolsa de comercio de Bs As, enterado de la intención de los manifestantes y en un acto de irracionalidad, ordenó que les arrebataran los féretros a las familias e impidieran la procesión. Las organizaciones sindicales y políticas exigieron al presidente que echara a Falcón por ser el responsable de la llamada «Semana sangrienta», pero Alcorta lo confirmó en el cargo. Seis meses después, el 14 de Noviembre de 1909, mientras se trasladaba en un carruaje por avenida Callao, al llegar a la intersección con Quintana un desconocido arrojó un paquete que cayó a los pies de Falcón, de inmediato una fuerte explosión arrancó las piernas de Falcón y de su secretario Juan Alberto Lartigau, ambos murieron pocos minutos después.

El agresor fue detenido, golpeado y torturado, se trataba de Simón Radowitzky un joven anarquista ruso recién llegado al país, fue juzgado en tiempo récord, por ser menor de edad, evitó ser ejecutado. Luego de una breve detención en Buenos Aires fue trasladado al penal de Ushuaia hasta que 20 años después fue liberado por el indulto del presidente Hipólito Yrigoyen.