Pronostican que un científico santiagueño tiene chances de ser nominado para el Nobel.

0
24

Se trata de Julio Navarro, quien estudió la primaria y secundaria en el San José y en la Escuela Normal. Se recibió en la UNC. Es astrónomo y actualmente vive en Canadá.

Navarro está indicado por la publicación especializada Citation Laureates como uno de los candidatos a ser elegidos para el Nobel.

Un santiagueño, el astrónomo Julio Navarro (58), fue incluído en un prestigioso listado que destaca a los científicos con más chances de estar entre los elegidos por la Real Academia de Suecia que otorga el premio Nobel, para participar de ese galardón internacional.

El profesional, actualmente se desempeña como profesor de Astronomía en la Universidad de Victoria, en Canadá. Pero, tanto el título académico como el de posgrado los obtuvo en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

No obstante, antes de su carrera de grado vivió su infancia y sus estudios secundarios en Santiago. Uno de sus 7 hermanos, Mario, quien habló con EL LIBERAL desde Cordoba, donde reside, recordó que “la casa de mis padres donde vivimos está en la Perú, frente a la plaza Diego de Rojas”. Desde allí, tanto en el Colegio San José como en la Escuela Normal, se fue perfilando el sueño de Julio: El de ser astrónomo.

Mario, recordó que tanto su madre como su papá, le recomendaban que mejor se dedicase a la ingeniería. Aunque, Julio ya había demostrado en distintas ferias y concursos escolares de la secundaria que le fascinaba la astronomía. Incluso sus trabajos habían recibido premios.

No obstante, su hermano rememoró que “por aquel entonces cuando él ingresa a la universidad, en Córdoba, había que dar un examen para ingresar a ingeniería y él obtuvo la mejor calificación para el ingreso”. En la Universidad de Córdoba, no llegó a completar el primer año de ingeniería cuando decidió pasar a la carrera de Astronomía.

Mario también recordó que tras recibirse, luego siguió su carrera en Italia. Más tarde regresó a Córdoba para seguir trabajando con un equipo de profesionales de la UNC y en un congreso que hubo, su trabajo fue analizado por un científico de la prestigiosa Universidad de Harvard, quien lo invitó a trabajar allí. Julio aceptó y se fue a vivir a EE.UU. Allí desarrolló gran parte de su carrera. Además de Harvard, también estuvo en otras universidades prestigiosas. Actualmente, es profesor de Astronomía en la Universidad de Victoria, Canadá.

A partir de sus estudios e investigaciones, Navarro se convirtió en un experto reconocido por sus estudios fundamentales de formación y evolución de galaxias, estructura cósmica y halos de materia oscura.

La investigación por la quese lo considera candidato

La investigación académica de Julio Navarro -por la que es considerado un candidato el Nobel, junto al mexicano Carlos Frenk y al inglés Simon White- se concentra en la estructura de los halos de materia oscura, la misteriosa sustancia que mantiene unidas a las galaxias. Es considerado un experto en la formación de estructuras en el universo, donde el presupuesto de masa está dominado por materia oscura ‘fría’ y la expansión universal es impulsada por ‘energía oscura’.

Su hermano Mario, define a la tarea de Julio como la de “un astrónomo sin telescopio. Lo que hace está basado en modelos matemáticos y en el trabajo con computadoras», señala desde Córdoba al hablar con EL LIBERAL.

Navarro utiliza algunas de las supercomputadoras más grandes del mundo y los algoritmos numéricos más sofisticados para recrear la formación jerárquica de galaxias y otras estructuras. Estas simulaciones han resaltado una serie de éxitos y deficiencias en las teorías de la formación de estructuras.

La predicción de investigador que incluyó a Navarro

Este año, como en otros anteriores, la publicación Citation Laureates, reprodujo una lista de los candidatos considerados propensos a ganar el Premio Nobel en sus respectivos campos. Los candidatos se denominan así en función del impacto de las citas de su investigación publicada.

Se trata de un pronóstico que, hasta ahora, ha obtenido varios aciertos. La gran sorpresa es que, en esta edición, el único argentino incluido en ese listado es el santiagueño Julio Navarro. Los ganadores del más alto honor de la ciencia -en física, medicina, química y economía- serán elegidos durante los primeros días de octubre por la Asamblea Nobel.

Los nombres que se barajan son un misterio.