«Peste Negra»

0
6

El 26 Octubre de 1347, llagaba al puerto de Mesina el primer grupo de mercaderes que escapando de la invasión mongol de Caffa se refugiaron en Italia sin saber que con ellos traían la «Peste Negra», esto desató la mayor pandemia de la historia que acabó con casi la mitad de la población del continente. Una variante de la bacteria «Yersinia pestis» originó la Peste Bubónica que se comenzó a manifestar en las huestes del ejército mongol que asediaba el puerto de Caffa, en la costa norte del Mar Negro.

Cuando estos tomaron conciencia que una peste estaba matando a todo su ejército comenzaron a arrojar sus cadáveres con catapultas hacia la ciudad, ignorando que la enfermedad era una zoonosis que se contagiaba por medio de las ratas y sus pulgas. El agente de contagio terrestre era lento pero letal, se tardaron meses en tomar conciencia del peligro de una pandemia, para cuando los mercaderes italianos decidieron abandonar la ciudad muchos de ellos ya estaban contagiados y las ratas de los barcos ya portaban la peste. La llegada de los barcos a las costas mediterráneas italianas aceleró la propagación, si bien la mayoría de las naves llegaban a puerto con casi la totalidad de su tripulación muerta fueron las pulgas de las ratas las que iniciaron la propagación por Europa.

Al darle a la peste un origen divino, no se tomaron acciones concretas para combatirla, la convivencia del hombre con las ratas en las ciudades, la escasa higiene y la mala alimentación de la población dieron el marco propicio para que se desatara la mayor pandemia y la mas mortífera de la historia. Se calcula que desde su origen en Asia, en solo 5 años mató a mas de 80 millones de personas, de las cuales mas de 45 millones fueron en Europa, pese a que Africa y la aún desconocida América permanecieron inmunes la peste mató al 15% de la población mundial.

Cuando la propagación se detuvo en las campiñas alemana, austríaca, checa y rumana, Europa se enfrentó a un nuevo y desconocido problema, la falta de población económicamente activa, en las ciudades no había trabajadores ni jóvenes aspirantes a serlo. Debido a que casi la totalidad de las familias europeas habían perdido algún integrante se tardó casi un siglo en recomponer el tejido social y el crecimiento demográfico mundial permaneció estancado hasta mediados del siglo XV.

Comentários no Facebook