«Pepsi Cola»

0
6

El 28 de agosto de 1898, en New Bend, Carolina del Norte, EEUU, el químico y farmacéutico Caleb Bradham presentaba su bebida azucarada, ese día nacía «Pepsi Cola». Al igual que el farmacéutico John S. Pemberton que en 1886 creara la «Coca Cola», Bradham en 1893 había inventado una bebida azucarada con fines digestivos, que en un principio la llamó «Brad Drink», el refresco de Brad y solo se vendía en su botica. La bebida era una mezcla de agua carbonatada, azúcar, vainilla, nuez de Sudán (nuez de coca) y una enzima gástrica animal que hidroliza las proteínas mas conocida como «pepsina», de estos dos últimos ingredientes surgió el nuevo nombre «Pepsi-Cola».

En 1902 debido al éxito de su bebida decide independizar su producción de la farmacia, funda formalmente «Pepsi-Cola», registra la marca y deja de venderla en vaso para comercializarse embotellada en envases de 6 Onzas (177 mililitros). El primer año vendió 30 mil litros de su bebida y el segundo año duplicó esa cifra por ello en 1904 compra un gran almacén donde reubica la planta embotelladora. Hacia 1910 ya existían 250 franquicias en todo los EEUU convirtiendo a Bradham en millonario, al estallar la Primera Guerra Mundial, sospechó que el precio del azúcar subiría y puso en venta la empresa. El comprador, Craven Holdings Corporation, traslada la planta a Richmond, Estado de Virginia, pero efectivamente el precio del azúcar se disparó y debió declararse en bancarrota.

Esto coincidió con el hecho que el exitoso empresario Charles George Guth, dueño de cadena de golosinerías Loft Incorporated, tuviera una disputa comercial con «Coca Cola», su principal proveedor, Guth vio en «Pepsi Cola» la manera de librarse del problema fabricando su propio refresco azucarado. Guth hizo pequeños retoques en la fórmula y dio un golpe publicitario a escala nacional lanzando su «Pepsi Cola» en envase de 12 Onzas (354 ml) al mismo precio que el envase tradicional de «Coca Cola» de 6 Onzas (177 ml). El éxito a nivel nacional le hizo sortear la gran depresión incluso exportándose a Canadá, Europa, América Latina y hasta en la URSS.

En 1934 la empresa en franca expansión se muda a Long Island City, su nuevo presidente Walter Mack sospechaba que los EEUU entrarían en la segunda Guerra Mundial y nacionalizaría la producción de azúcar (hecho que efectivamente ocurrió), por ello hizo contratos directos con Cuba salvando la compañía. Otro gran acierto de Mack fue considerar a los afroamericanos como destinatarios del producto, los incluyó en anuncios y comerciales, además de dar empleo a miles de ellos en los puntos de ventas y distribución.

Al iniciar la guerra abandonó su tradicional logo rojo y blanco similar al de «Coca Cola» y adopta el tricolor como la bandera de los EEUU. En 1949 Alfred Nu Steele se hace cargo de la compañía quedando en el olvido las políticas progresistas de Walter Mack, la empresa se concentró en sofisticar el producto e innovar en formas de envases y publicidad. En 1965 se fusiona con Frito-lay convirtiéndose en «PepsiCo Inc», hoy es uno de los consorcios de alimentos y bebidas más grandes del mundo.