Orlando Letelier

0
6

El 21 de Septiembre de 1976, en Washington, EEUU, era asesinado, el político Chileno Orlando Letelier, funcionario del gobierno derrocado de Salvador Allende. Letelier, egresado de la Escuela Militar del Libertador Bernardo O’Higgins, en 1949 abandonó el ejército, para ingresar a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, donde tuvo su primera participación política en la Federación de Estudiantes FECH. En 1955, se incorporó como investigador del Departamento del Cobre (CODELCO), pero en 1959 es despedido por afiliarse al Partido Socialista. Mientras se encontraba en Venezuela como economista Senior en el Banco Interamericano de Desarrollo, Salvador Allende lo nombra «Embajador de Chile en los EEUU», para representar las decisiones del Gobierno chileno sobre el proceso de nacionalización de las minas del cobre.

A principios de 1973 fue puesto a cargo del unificado «Ministro del Interior, Relaciones Exteriores y Defensa», cargo en el que se desempeñó hasta el golpe del 11 de Septiembre de 1973. Letelier fue el primer alto funcionario gubernamental en ser detenido, lo trasladaron al Regimiento de Artillería Tacna donde fue torturado. Con su físico maltrecho fue enviado por ocho meses a una prisión política en la Isla Dawson, en el Estrecho de Magallanes y luego al subterráneo de la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea en Valparaíso. Por presión internacional fue liberado en 1974 mudándose a Washington donde se convirtió en investigador del Institute for Policy Studies (IPS). Sus denuncias de delitos de lesa humanidad del régimen Pinochetista y el apoyo de la CIA, incomodaron a los EEUU.

La mañana del 21 de Septiembre de 1976, una bomba colocada debajo de su auto, fue activada por control remoto por el agente de la CIA, Michael Townley. En la explosión murieron Orlando Letelier y su asistente estadounidense Ronni Moffitt. La investigación determinó que el asesinato fue planeado dentro del «Plan Cóndor» de las dictaduras de América Latina y ejecutado por Michael Townley de la CIA, el general Manuel Contreras y el general de brigada Pedro Espinoza, ambos del servicio secreto Chileno.