«Operación Gomorra».

0
3

El 24 de Julio de 1943 la Royal Air Force y la USA Air Force iniciaban una serie de devastadores bombardeos sobre la ciudad alemana de Hamburgo hecho que se conoce como la «Operación Gomorra». Stalin insistía a Churchill y Truman para que abrieran un frente al oeste de Alemania para descomprimir el frente ruso, estos se negaban a realizar una campaña por tierra pero accedieron a iniciar una campaña de bombardeos en ciudades industriales.

Los ataques fueron planeados y organizados por el mariscal de la RAF sir Arthur Harris, el primero tenía como objetivo la ciudad de Hamburgo y fue bautizado como «Operación Gomorra» tomando el nombre del Antiguo Testamento donde Gomorra y Sodoma son dos ciudades habitadas por pecadores y delincuentes que Dios aniquila con una lluvia de fuego y azufre.

Los ataque incluirían un novedoso sistema anti radar, que consistía en arrojar antes del ataque gran cantidad de tiras de papel metalizado que creaba miles de falsos ecos anulando la operabilidad del sistema de detección. La noche del 24 de Julio de 1943 se inició el ataque, tomando como referencia la torre de la iglesia de S. Nicolás en el centro de la ciudad se fueron bombardeando barrios específicos en oleadas organizadas y letales.

En un primer término los aviones británicos arrojaban explosivos para destruir los techos de las viviendas y las fábricas, posteriormente los aviones de los EEUU arrojaban bombas de fósforo que caía directamente en el interior provocando incendios devastadores.

El bombardeo fue el mayor registrado hasta ese momento, sin embargo la ciudad no quedó con las secuelas tradicionales de escombros, la mayor parte de las paredes exteriores de las viviendas quedaron en pie, pero huecas en su interior. El saldo fue desolador, mas de 50 mil civiles murieron carbonizados o asfixiados en los bunkers debido a que los incendios consumieron el oxígeno de la superficie.

Los barrios de Hammerbrook, Altstadt, Rothensburgsort y Borgfelde, literalmente desaparecieron, mientras que Hamm, Eilbek, Hohenfelde, Barmbek y Wandsbek quedaron casi totalmente destruidos, por ello casi 1 millón de personas debieron emigrar de una ciudad que ya no existía.