Nuevo impulso del gobierno nacional por la federalización de la hidrovía Paraná-Paraguay

0
7

El gobierno nacional dio un nuevo mensaje a favor de la federalización de la hidrovía Paraná-Paraguay. El presidente Alberto Fernández planteó la necesidad de llevar adelante “un plan de infraestructura que permita que se desarrolle el interior del país” y en ese sentido reiteró la importancia de que a la hidrovía “la exploten y la protejan las provincias costeras del río Paraná, no el gobierno nacional”.

Las declaraciones del presidente fueron durante un encuentro virtual con jóvenes referentes de la UIA (Unión Industrial Argentina), donde reivindicó el valor de la industria en la sociedad para “poder generar trabajo y ser competitivos”.

En ese marco, el presidente se refirió al proyecto que tiene por meta otorgarles el control de la hidrovía a las provincias ubicadas sobre el Paraná –entre ellas Santa Fe– y mencionó que es necesario ejecutar”un plan de infraestructura que permita que se desarrolle el interior del país. Y la infraestructura pasa por muchos lados. Pasa, por ejemplo, porque la hidrovía funcione a pleno”.

“Que a la hidrovía la exploten y la protejan las provincias costeras del río Paraná, no el gobierno nacional”, propuso Fernández. “Nosotros ahora estamos creando un Consejo Federal para que la hidrovía la gobernemos los formoseños, los chaqueños, los santafesinos, los correntinos, los entrerrianos y los bonaerenses que tienen la parte final del Paraná y el Estado Nacional”.

En efecto, ese proyecto –anunciado por el presidente apenas asumió, en diciembre del año pasado– ya empezó a tomar forma. Se trata de la ampliación de la hidrovía Paraná-Paraguay, una verdadera autopista de agua por la cual circulan el 70% de las exportaciones del país.

En la última semana de julio, el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, mantuvo una serie de reuniones virtuales con distintos actores involucrados en el tema: empresarios, industriales, cámaras de exportadores, académicos, especialistas y funcionarios de las provincias que tienen costa sobre el río Paraná.

La principal novedad del proyecto que prepara el gobierno nacional, con el objetivo de federalizar la gestión del corredor acuático, es la constitución de un consorcio entre la Nación y las provincias que tendrá a su cargo la administración de la hidrovía y las licitaciones para las futuras obras de dragado, balizamiento e infraestructura, sobre todo en los puertos del norte del país.

La concesión del Sistema de Navegación Troncal (hidrovía Paraná-Paraguay) está en manos de la firma belga Jan de Nul y la argentina EMEPA. Vence en mayo de 2021, pero la idea del gobierno –confirmada en la semana por el ministro Meoni– es prorrogar la concesión un año más mientras se prepara el consorcio que administrará la hidrovía, en principio, a partir de mayo de 2022.

Para la administración de la hidrovía, se creará una sociedad estatal que tendrá a su cargo las futuras licitaciones de obras y trabajos de mejoras. Ese consorcio estará integrado por la Nación (51%), entre los ministerios de Transporte, Interior y Agroindustria, y el 49% restante se repartirá en forma equitativa entre las seis provincias que tienen costa sobre el Paraná (Misiones, Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires), 7% para cada una.

El consorcio estatal tendrá a su cargo la administración de la hidrovía y será el órgano de control de la futura concesión, que seguirá en manos privadas (la actual empresa de capitales mixtos opera la hidrovía desde hace 26 años y recibirá una prórroga de al menos un año más). Las futuras obras contemplarán el desarrollo y la infraestructura de los puertos ubicados desde las ciudades de Santa Fe y Paraná hacia el norte, hasta el límite con Paraguay.

Seis regiones

Durante la videoconferencia con los referentes de UIA Joven, el presidente también planteó la idea de dividir el país en seis regiones para hacer más eficiente el diseño de las políticas públicas según las necesidades y las características de cada zona.

“He dispuesto que el país se divida en seis  regiones: Zona Centro, el NEA, el NOA, Cuyo, la Patagonia y la zona AMBA, que es una zona  distinta porque sus características no tienen nada que ver con el resto del país”, postuló Fernández.

“Lo que les he pedido –siguió el presidente en referencia a los proyectos de cada uno de sus ministros– es que las 60 medidas que ya tenemos detectadas y tenemos resueltas y financiadas, es cómo las aplicamos en cada lugar. Porque en cada lugar deben tener puntos de atención diferentes, necesidades diferentes, porque no es exactamente lo mismo lo que necesita cada región del país, simplemente por eso”.

Pedido a los industriales

Durante el encuentro virtual, del que participaron más de 90 integrantes del área joven de la UIA de todo el país, el presidente señaló que “el secreto para que la economía se mueva y crezca es que crezcan el consumo y la exportación”.

En ese sentido, el jefe de Estado señaló que “necesitamos que ustedes inviertan y lleven al mercado interno y al mundo lo que producen”, al tiempo que subrayó la importancia de “proteger la industria local como se hace en todo el mundo”.

El mandatario explicó que el gobierno nacional se encuentra preparando un plan de medidas para fomentar la producción industrial y la exportación en todo el país según las necesidades de cada zona. “Le he pedido a mi equipo que veamos cómo aplicar cada medida según el lugar y las necesidades diferentes que hay en cada caso”, explicó.

“Después de la pandemia tenemos una oportunidad maravillosa para producir alimentos para el mundo”, informó el presidente y destacó: “El plan es que el Estado esté presente ayudando a cada sector según lo que cada uno necesite. A cada sector estamos dándole una respuesta específica”.

En cuanto a la situación industrial en el país, el mandatario aseguró que “la pandemia reveló que el capitalismo financiero ha permitido tanto enriquecimiento concentrado, facilitando que la pobreza se distribuya entre millones”, al tiempo que afirmó: “Para que el capitalismo funcione se necesita consumo, y es una necesidad imperiosa distribuir de modo más equilibrado la riqueza”.

“Son ustedes quienes deben decidir que sus empresas contaminen menos, que los trabajadores estén bien pagos, porque los cambios vienen por la decisión de una generación que decide hacer otra cosa”, expresó el jefe de Estado, y puntualizó: “Somos nosotros los que podemos cambiar las cosas, y cada uno de ustedes tiene un pequeño mundo en el que viven familias que dependen de sus decisiones”.

Sobre la importancia de fomentar una industria descentralizada y competitiva, el mandatario explicó: “El federalismo no existe en la Argentina, y eso muestra el espantoso nivel de concentración que tiene el país”, y destacó: “Necesitamos hacer un plan de infraestructura que permita el desarrollo del interior del país sin perjuicio del resto de las obras que tenemos que hacer para conectar al país”.

“Si nosotros no diseñamos otro país estamos fulminados porque va a ser muy difícil poder promover la inversión del interior, y por eso lo que necesitamos es abrir alternativas para que los productores saquen sus productos del mejor modo”, puntualizó.

Respecto del rol de las cámaras y federaciones industriales jóvenes, el presidente expresó: “El país tiene que empezar a construir otra historia, necesita poner en el escenario a una generación que se acostumbre a potenciar los acuerdos y no las diferencias; y esa generación de reemplazo hay que buscarla en la política, en los sindicatos y en el mundo empresario”.

Y explicó: “En una sociedad, en los partidos políticos, en las uniones industriales no todos pensamos igual ni somos iguales, sino que tenemos puntos en donde pensamos parecido y muchos otros donde pensamos distinto”, y añadió: “El secreto es potenciar los puntos de acuerdo y no las diferencias”.

Por último, el presidente explicó que la educación, la ciencia y la tecnología “son el motor de los países de avanzada y tenemos que ponerlas como prioridad porque tiene que ver con nuestra idea de pensar una nación rica. Si no somos capaces de desarrollarlas no vamos a ser un país rico, y tenemos todo para hacerlo”.

Comentários no Facebook