Nicki Nicole, la trapera rosarina que con 19 años ya tiene miles de seguidores y millones de reproducciones

0
18

Apenas doce meses y medio hay entre “Wapo Traketero” (abril 2019) y “Colocao” (mayo 2020), primera y última canción, respectivamente, de todas las que editó hasta hoy Nicki Nicole. Ambas aparecieron sin avisarle nada a nadie. Y de un día para el otro, se multiplicaron en boca y oídos de millones.

La irrupción inesperada de la cantante rosarina, que todavía no cumple los 20 años, es uno de los sucesos del actual universo pop argentino. Si bien está asociada a artistas de trap, lo suyo es elástico, versátil, porque parte desde el rap hacia otros mundos.

“Fui a una secundaria acá en Rosario, que se llama Gurruchaga. Estaba en la orientación de arte y creo que ahí me di cuenta de qué era lo que quería hacer”, explicó Nicki Nicole en videollamada con Infobae donde considera que está su punto de partida. “Más allá de lo que nos enseñaban, los profesores nos daban valores y lecciones de vida: hablaban de cumplir lo que soñás más allá de lo que quieras hacer. Y eso me motivó, me llevó a estar segura de lo que quiero ser. Lo que pude desarrollar ahí fue la comunicación hacia la otra persona. Yo era una persona mucho más cerrada, tímida. Pero aprendí a ser más abierta a la opinión del resto y a poder charlar con el otro respetando su opinión”

“Yo te juro que en el pary no elegí sonar / yo te juro que a tu boy no le quise gustar / yo te juro que la music me trajo hasta acá”, rima sin culpas y confesándose inocente de todo lo que genera a su paso, creando un nuevo lenguaje con el slang de allá y el lunfardo de acá. Dice que sus creaciones son un “50 y 50” entre freestyle y la composición propiamente dicha: “Por ahí en el free te sale todo el tema de una, pero después lo leés y no se entiende. En tu cabeza lo podés entender, pero para que sea una letra tenés que explicarte más”.

Loading video

-A partir de eso, ¿cómo construís tu lenguaje a la hora de pensar una canción?

-Me gusta mucho mezclar, absorber y desarrollar todo lo que voy leyendo y viendo. Escucho mucha música en inglés, pero no sé al 100% el idioma, entonces meto algunas palabras e intento mantener ese lunfardo argentino. Yo creo que a veces, a la música, está bien llevarla a un nivel más estructurado, más adulto, que la escuchás y decís “guau, qué palabras”. Pero mantener el vocablo normal, cómo transmitimos los de mi edad, por el momento me está gustando mucho usarlo y creo que no está bueno perderlo. Marca una identidad. Cuando uso ese tipo de palabras, la gente se queda pensando. Y eso es lo mejor de la música: que el otro vuelva a escuchar la canción porque no entendió lo que dijiste y necesita entenderlo. Yo pongo la letra en mis videos porque los chicos de mi edad capaz la entienden, pero también está el que dice: “uh, a ver esto que salió nuevo”, que tiene otra edad, otro tipo de mente y no entiende nada. Creo que todos, hoy en día, estamos hablando muy rápido y no se entiende nada.

Encuentros en el estudio

En la música de Nicki pueden caber tanto la resonancia góspel de “Wapo Traketero”, como las fantasías pop de “Diva”, el lamento de “Plegarias”, la atmósfera trip hop en “7 lunas” o el beat elíptico y de cuerdas sintetizadas que le dan dinámica a “Colocao”. “Fue la primera vez que se me pegó una canción mía, no podía parar de escucharla”, dijo al buscarle una explicación al éxito de su hasta ahora último lanzamiento (el jueves saldrá una canción junto a Trueno, adelanto del disco del rapero y unión que generó rumores de romance).

Pero hay más. Cuatro personas que la conocen de cerca y en el estudio hablaron con Infobae para aportar más pistas:

Bizarrap. Produjo “Colocao” junto a Facundo Yalve. Nicki participó de la “BZRP Music Session, Vol. 13” -también conocida como “Cuando te veo”-, que es el video más visto de su canal: “Nos ayudó un montón a los dos ese tema. Ella es una piba con muchísimo futuro, tiene un talento que la gente nomás tenía que descubrirlo”.

Mauro de Tommaso. Está nominado como “Productor del Año” en los Premios Gardel por su labor -junto a Nicolás Cotton- en “Recuerdos”, álbum debut de Nicki: “Es extremadamente abierta a propuestas. Si bien tiene súper claro a dónde quiere ir con su música, no le asusta en absoluto irse a los extremos y probar otros caminos. Es lo que hace que trabajar con ella sea tan entretenido, ya que cada sesión en el estudio es muy distinta. Evoluciona constantemente y a un ritmo impresionante, es una artista que claramente no tiene techo y que siempre se corre de su zona de confort para seguir creciendo”.

Gonzalo Ferreyra. Productor de “Wapo Traketero” y “Años Luz”. También trabajó en la composición y producción de algunos tracks de “Recuerdos”. También está nominado a “Productor del Año” en los Gardel: “No es una locura ni nada muy raro, pero está laburado desde otro lugar: teníamos muchas ganas de no hacer trap y darle una vuelta de rosca a lo que veníamos haciendo con nuestras canciones”, dice sobre “Wapo…”. Y así lo define: “Quedó como un himno de lo que es Nicki y el éxito se lo atribuyo a la imagen fuerte de ella como mujer que se ve en el clip. Para una nena de 12, 13 años, tener una referente así y en este momento de tantos cambios, con la mujer queriendo conquistar su lugar, me parece fundamental”.

Mavi Díaz. La fundadora de las legendarias Viuda & Hijas de Roque Enroll es coach vocal de Nicki y, de alguna manera, su plug a la tradición: “Tiene un talento sobrenatural, es muy creativa. Ella va componiendo mientras va grabando. Y aparte no es que dice una tontería: arma un universo vocal con la manera de expresar palabras que se inventa, mezclas de palabras en inglés que las trae al castellano, con una forma a veces hasta un poco gitana o latina, si se quiere. Me la imagino perdurando, no creo que sea una artista de ‘un verano’ porque tiene un potencial tremendo. Tiene muchísimo carisma, algo que nadie sabe explicar. Puede transformarse en una artista internacional, no tengo la menor duda. No tiene límites”.

Dice Nicki sobre Mavi: “Ella me ayudó mucho y lo primero que me dijo fue: ‘La idea es marcar la identidad de la voz de uno, no llevarla a cantar como otro’. Si voy a intentar cantar como otro artista, pierdo todo lo que un día me propuse hacer. También aprendí mucho de ella en base a todo lo que vivió de la música y con todas las personas con las que compuso y compartió. Estuvo mucho tiempo cuando yo estuve muy lejos de mi mamá, tengo un gran afecto por ella”.

-Trabajaste con distintos productores: Gonzalo Ferreyra, Bizarrap, Mauro de Tommaso, Nico Cotton, Orodembow, Facundo Yalve. ¿En qué te fijás para elegirlos?

-En realidad, no los elijo. El destino va uniéndome con personas que me terminan llevando a lo que me gusta de la música. A mí no me gusta trabajar obligada. Necesito conocer a la persona y saber si funcionamos. Por más que me traigan a un productor que esté zarpado, si no funciona no va a ir para ningún lado. “Colocao” la hicimos con Biza y Yalve, hice que los dos pudieran unirse. Con Mauro y Yalve estamos haciendo mi próxima canción, la producen los dos. Y a mí me pone muy feliz que puedan unirse en base a un solo artista, que puedan complotarse para sacar cada uno lo que tiene y marcar su identidad en una sola canción.

Ser referente

Como todos los artistas de su generación, Nicki está desarrollando su carrera mientras aprende a ser figura pública, recibiendo la atención diaria de millones de personas. “Lleva mucha presión ser alguien de un día para el otro y no saber cómo comunicarte con la gente que te está siguiendo. Al principio no entendía cómo tenía que actuar hacia la persona que me estaba viendo como alguien especial. Y vos, más allá de lo que abarques en un escenario, sos una persona y seguís teniendo timidez”, dice sobre los coletazos de la popularidad.

La gente que no puede disfrutar de lo que está viviendo, es porque se presiona muchísimo y siente que puede dar más, pero nadie se lo está exigiendo. El público está ahí, aceptando lo que hay. Y si no hay, hay miles de otros artistas

-¿Te sentís referente de tus seguidoras desde un aspecto femenino?

-Sí. Aunque en algún punto, somos referentes sin darnos cuenta. Influimos mucho en la vida de las personas de nuestra edad, o más chicos, porque ellos empiezan a sentir oportunidades cuando ven que a otra persona de su misma edad y recursos se les da la oportunidad. Así que creo que hay que cuidar mucho la imagen y la manera de exponerse, de hablar, porque el otro puede sobreentender lo que uno dice o hace. A veces me mandan mensajes como: “La foto que subiste me hizo darme cuenta de tal cosa”, o “Me siento mal conmigo después de lo que vi”. No está bueno que una persona vea tu foto y diga algo así. No me representa que la gente la pase mal para estar en donde está el otro. Siempre te están viendo y están o aprendiendo o criticando. Con las críticas no pasa nada: solo van a ser críticas. Pero cuando intenten aprender de vos para tomarte de ejemplo, puede salir mal.

Loading video

-¿Te afectó en algo que todo se haya dado tan rápido?

-Al principio tenía miedo de perderme en un personaje y darme cuenta de que la persona que era se fue con ese personaje que algún día quise ser. Me alejé mucho de mis amigos y familia porque empecé a viajar y tenía miedo de volver y que me digan que estaba cambiada, porque ya no me encontraba mucho conmigo. Estaba siempre pensando en que el personaje podía dar más o podía hacer otra cosa. Pero por suerte siempre tengo a las personas necesarias al lado para bajar a tierra y enfocarme.

“Recuerdos”, un debut nominado

Además de “Wapo…”, la oscuridad luminosa de “Años luz” y “Fucking Diablo” fueron los otros singles que quedaron como bonus tracks del álbum debut de Nicki, titulado -y conceptualmente basado en sus- “Recuerdos”. Editado en noviembre pasado, el disco obtuvo cuatro nominaciones a los Premios Gardel 2020 en las categorías “Mejor Nuevo Artista”, “Mejor Álbum / Canción de Música Urbana / Trap”, “Productor del año (Mauro De Tommaso y Nico Cotton)” y “Mejor Colaboración De Música Urbana / Trap”, por “Shorty”, la canción que grabó junto a Duki.

Loading video

-¿Qué importancia le das a los recuerdos, más allá de lo creativo?

-Los recuerdos forman parte de uno para saber de donde vino y adonde quiere ir. Mucha gente me dijo: “¿Por qué ‘Recuerdos’, si tus canciones son normales, no es que una cuenta sobre tu infancia ni nada?”. Yo les explico que no se basa en lo que dicen las canciones, sino en saber que mi primer disco es el que me va a llevar a los demás. Y cuando en cinco años esté en donde sueño estar, voy a decir: “Estoy acá por esto”.

Comentários no Facebook