Moringa, el árbol milagroso de la India

0
4

Destaca su potencial fitoterapéutico, y como aporte nutricional para las personas y el ganado; Por ello su cultivo se ha generalizado en muchos países, como estrategia para obtener nutrientes adicionales y recursos renovables en poblaciones empobrecidas.

La Moringa oleifera, es un árbol que miden entre 5 y 12 mts. de alto, de tronco erecto, copa piramidal o cónica, y hojas con foliolos ovalados. Las flores son llamativas, de pétalos alargados, de color blanco marfil y estambres amarillos. Los frutos son como cápsulas alargadas de hasta 40 cm de largo, de forma trilobulada, parecidos a los bastones de un tambor, de ahí uno de sus nombres “palo de tambor”.

Es originario del norte de la India, Bangladesh, los pies del Himalaya, Pakistán y Nepal, aunque algunas fuentes centran su cuna en la región india de Kerala.

Principios activos de la moringa:

De la moringa se aprovechan los frutos, la corteza, las flores y la madera, pero con fines medicinales son las hojas, y también las semillas. Entre sus principios activos posee:

-Flavonoides (kaempferol, la rutina y la quercetina), sustancias con un alto valor antioxidante, importantes para la salud cardiovascular e inmunológica.

-Ácido clorogénico, sustancia que actúa como antioxidante y antiinflamatorio.

-Polifenoles, ácidos vainílico, ferúlico, melilótico, con actividad antioxidante, antiinflamatoria y antiséptica.

-Vitaminas: C, A, E y del grupo B; Sales minerales: potasio, calcio, hierro, magnesio y cinc. Ácidos grasos insaturados en las semillas (ácido oleico).

-Proteínas (en el fruto y las semillas, entre un 47 y un 60% de su peso). Aminoácidos, la moringa contiene hasta 18 de los 20 esenciales para la salud.

Dosis recomendadas:

-Polvo de Moringa de 1 a 3 gramos (1/4 de cucharadita).

-Capsulas de polvo de moringa de 2 a 3 capsulas al día.

-Hojas deshidratadas de moringa 2 pellizcos para una taza de té.

-Infusiones de té de moringa 2 tazas durante el día.

-Semillas de moringa 2 semillas al día.

Indicaciones y beneficios fitomedicinales:

-Los extractos de sus hojas y semillas muestran una intensa capacidad antioxidante, muy útil para frenar la acción de los radicales libres y para evitar las infecciones.

-Tiene gran capacidad antiinflamatoria en afecciones como la diabetes, la artritis y la artrosis, pero también en inflamaciones digestivas, hepáticas y renales.

-Ayuda a reducir el colesterol LDL en sangre y prevenir los accidentes cardiovasculares. La medicina ayurveda la indica para controlar la presión arterial, y para aliviar la migraña y cefaleas nerviosas.

-Está indicada en alergias respiratorias, alergias por contaminantes y por intolerancias alimentarias; Incluso procesos asmáticos, que cursan con rinitis, conjuntivitis, laringitis y bronquitis.

-Ejerce un efecto protector y desintoxicante sobre el riñón, por cuanto contribuye a atenuar el daño generado por agentes tóxicos, como es el caso de algunos medicamentos y metales pesados. La moringa también actúa previniendo la retención de líquidos.

-Ciertos estudios señalan su capacidad para reducir las tasas de azúcar en sangre y orina; Demostrando, además, que puede mejorar los niveles de hemoglobina y proteína en pacientes con diabetes.

-Ejerce un efecto reparador sobre las células hepáticas, incrementando el contenido en proteínas, restaurando los niveles de enzimas hepáticas, y reduciendo la inflamación.

-Se ha usado mezclado con otras hierbas, para la inflamación del tubo digestivo, en colitis ulcerosa, gastroenteritis y gastritis. Las hojas se usan como laxante en casos de estreñimiento crónico o severo.

-Muestra una potente acción antibacteriana contra: Helicobacter pylori, E. coli, o la salmonella. También acción contra hongos como la del género Aspergillus, y para favorecer la eliminación de parásitos intestinales. El jugo de las hojas tiene efecto antiséptico y se ha usado para curar y cicatrizar heridas, llagas, arañazos y picadura de insectos.

-A las hojas se les atribuye la capacidad de estimular la producción de leche materna y se considera un apoyo natural frente a la anemia a causa de su riqueza en hierro, magnesio y otros minerales.

-Es un energético natural, útil para afrontar estados de debilidad y fatiga; Está indicada a excursionistas, alpinistas, deportistas, etc.

-Sus flavonoides con gran poder antioxidante (kaempferol y la quercetina), se han ensayado en el tratamiento coadyuvante de tumores, como el de ovarios o el de hígado. También se han ensayado su acción sobre neurotransmisores (serotonina y noradrenalina), a fin de conocer su eficacia en enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, con resultados diversos.

-El fruto de moringa, pobre en grasas, ayuda a combatir el sobrepeso y favorece la buena asimilación de los nutrientes.

-El aceite de moringa tiene efectos emolientes, nutritivos e hidratantes de la piel. Para pieles envejecidas, afectadas por el contacto de sustancias corrosivas, por quemaduras y escaldaduras.

-Las hojas crudas se usan en cataplasmas para el dolor de cabeza.

Contraindicaciones:

Las plantas medicinales deben tener la asesoría médica; Más aún si estás tomando una medicación, a fin de evitar posibles incompatibilidades o interferencias con la acción de los fármacos.

-Las raíces y la corteza (ambas poco consumidas) pueden mostrar efectos abortivos, al menos a dosis altas.

-Los que padecen de hipoglucemia (niveles bajos de azúcar) deben moderar su consumo; Podrían sufrir desmayos y debilidad.

-Al ser energética y algo estimulante, no se recomienda tomarla de noche, sobre todo si eres propenso al Insomnio.

-Tomado en ayunas, o durante periodos largos de tiempo puede generar acides gástrica, irritación, y alguna reacción alérgica.

-Por sus propiedades depurativas puede tener efecto laxante, sobre todo cuando se inicia su consumo y el organismo no está habituado.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. – M.P. 5812 – Medicina Integrativa