Mandaron desde Taco Pozo a Resistencia una ambulancia a buscar a un niño fallecido pero sin ataúd para llevarlo.

0
32

Franco es ambulanciero, salió desde Taco Pozo ayer a la siesta y ya está por hacer 24 horas en la capital chaqueña sin encontrar soluciones para la tarea asignada. Pasó la noche en una estación de servicio sin dinero para alojarse en algún lugar y comprar comida, es que gastó todo el margen de su tarjeta de crédito en comprar un ataúd para llevar el cuerpo encomendado.

En diálogo con el periodista Julio Wajcman, el ambulanciero relató que desde el municipio de Taco Pozo como desde el Hospital local le dijeron que «ya estaba todo listo» para el retiro del cuerpo del niño de 1 año y 4 meses que estaba en la morgue judicial, pero al llegar al lugar se encontró con que no estaban hechos los trámites pertinentes ni tenía en que llevar el pequeño cuerpo.