Lanús: de la decepción a la hazaña

0
5

Festejo de Lanús, que ganó por diferencia de gol y avanza en la Copa Sudamericana

El Grana a los octavos de la Sudamericana en un partido inolvidable: ganaba, San Pablo se lo dio vuelta al final y Orsini la metió en el cierre. Perdió 4-3 pero pasó por goles de visitante. Impresionante.

.

Fue una hazaña. Un milagro. Un triunfo de película. De esos que quedan grabados a fuego en la memoria. De esos cuyo recuerdo permanece intacto cuando pasan los años. Hubo de todo. No faltó ningún condimento. Afloró la épica. Los corazones palpitaron y también se paralizaron al ritmo del suspenso.

28.png
Hazaña Granate en el Morumbí. Foto: EFE.

Lanús, este Lanús con muchos pibes que son productos genuinos de su cantera, avanzó a octavos de final de la Sudamericana porque no se rindió ni siquiera cuando el impacto anímico del 4-2 de San Pablo parecía ser letal. ​Lanús, este Lanús que lleva el sello de fábrica de sus Inferiores, hizo temblar a un gigante del fútbol sudamericano. Y lo llevó a probar el sabor de la lona en su propia casa.

29.jpg

El Granate caminó por la cornisa. Y estuvo a punto de caerse al abismo, pero logró salir ileso. El 3-2 de la ida, un partido con un desarrollo tan cambiante como atrapante, parecía ser insuperable desde el componente emocional. Sin embargo, la revancha fue una obra maestra del suspenso. Lanús lo ganaba dos veces, pero no lo pudo sostener.

Cuando faltaban apenas tres minutos para el desenlace del encuentro, el equipo argentino tenía la clasificación en el bolsillo. Thaller, con un gol en contra, y Gabriel Sara asestaron dos golpes de nocaut. El conjunto de Luis Zubeldía estuvo virtualmente afuera de la Copa hasta el tercer minutos de descuento, cuando el grito agónico de Orsini retumbó en los escalones vacíos del mítico estadio Morumbí.

Fuente: Olé.

 

Comentários no Facebook