La Wehrmacht.

0
23

El 14 de Junio de 1940, en uno de los acontecimientos mas importantes de la Segunda Guerra Mundial, la Wehrmacht, fuerzas armadas unificadas de la Alemania nazi, tomaban la ciudad de París. Desde que en Septiembre de 1939, Alemania consumó la ocupación del territorio polaco, Francia sospechaba que sería el siguiente objetivo de Hitler, y no se equivocaba, por ello solicitó a Inglaterra que la ayude con el envío de tropas y divisiones motorizadas.

Sin mucho entusiasmo, Churchil accedió, junto a las divisiones blindadas francesas fueron ubicadas a lo largo de la «Linea Maginot», frontera Franco Alemana desde el fin de la Primera Guerra Mundial. Hitler ordenó a sus generales que prepararan una ofensiva en el frente occidental, estos prepararon el «Plan Amarillo», mucho menos ambicioso que las intenciones de Hitler, luego de posponerlo por la campaña de Escandinavia, la ofensiva se lanzó el 10 de mayo de 1940.

La avanzada era compuesta por 141 divisiones de infantería, 4020 aviones y un cuerpo de blindados, pero no avanzaron rompiendo la Linea maginot, sino que avanzaron por Luxemburgo, Bélgica y el sur de Holanda. Como no eran el objetivo de Hitler y para evitar una matanza, luego del bombardeo de Rotterdam, los tres países decidieron no oponer resistencia y capitulan, por ello las tropas alemanas llegaron rápidamente a la frontera francesa.

Las tropas alemanas llegan a la costa del Canal de la Mancha y toman Dunkerque, esto provoca una evacuación masiva por mar de tropas aliadas, para complicar la situación, Italia declara la guerra a los aliados e invade Francia por el sur. En una acción desesperada, el primer ministro Paul Reynaud ordena una contraofensiva blindada a cargo del entonces Coronel De Gaulle, pero fue aplastada por la Wehrmacht.

El pánico se apoderó de la población de París que comenzó a huir en grandes columnas hacia el oeste. Finalmente el 14 de Junio, casi sin oposición, las primeras divisiones alemanas ingresaron a París, para evitar ser perseguidos los civiles se acercaron a las avenidas para ver el ingreso y recibirlos con frialdad y respeto, pero los llantos se multiplicaban por el impacto que provocaba ver como se retiraban las banderas francesas de los mástiles y en su lugar ver flamear la cruz esvástica.

El gobierno y los principales cuadros militares huyeron al exilio por lo que fue inevitable la capitulación francesa el 22 de Junio, al día siguiente Hitler visitó la ciudad, comenzaba el tiempo de la resistencia.

Comentários no Facebook