La oposición pide declarar la emergencia educativa y advierte sobre una «catástrofe generacional»

0
7

La oposición en la provincia de Buenos Aires reclamó al Ministro de Educación, Nicolás Trotta, que diseñe un plan de emergencia que atienda a los cientos de miles de chicos que la suspensión de las clases está dejando afuera del sistema educativo. Estiman que la mitad de los alumnos del secundario desertó por la cuarentena

Esta visión no es compartida por el propio Trotta quien afirmo que «El impacto educativo es profundo, la desigualdad no surgió con la pandemia»

El ministro viene de protagonizar un fuerte contra punto con la Ciudad porque rechazó el plan ideado por la administración de Rodríguez Larreta para tratar de reinsertar en el sistema a los chicos que no tienen computadora o acceso a internet.

Lo cierto es que la Educación es el territorio de una de las mayores tensiones que generó la pandemia, por poner en contraposición dos activos esenciales para cualquier Nación como es la educación de su población y la salud pública. Distintos países están en este momento lidiando con la enorme complejidad que representa el regreso a clases. Francia, por caso, este viernes tuvo que cerrar 22 colegios por el repunte de casos y España enfrenta desafíos similares. Pero han decidido mantener el regreso a clases.

El jefe de bloque de los diputados bonaerenses de Cambiemos, Maximiliano Abad, presentó un documento con 15 propuestas para que «los chicos y chicas de la Provincia y el país vuelvan a las aulas» donde reclama «declarar a la educación como actividad esencial y lograr la emergencia en educación en el Congreso» para discutir cómo retomar las actividades. «El comienzo para que esto cambie es una decisión política, no una cuestión técnica o pedagógica. Eso viene después», aseguró.

Para describir la situación de la Argentina los expertos hablan del proceso de «desaprendizaje» de quienes acceden a las clases pero no tienen un contacto cara a cara con el docente y quedan a la merced de la ayuda familiar, que no está capacitada para la docencia.

Según un estudio realizado por el gobierno nacional y UNICEF, menos de la mitad de los hogares en la Argentina cuenta con acceso fijo de buena calidad en la señal a Internet y el 53 por ciento no cuenta con una computadora liberada para uso educativo.

Según la Evaluación Nacional de Continuidad Pedagógica, un estudio realizado por Nación y UNICEF «menos de la mitad de los hogares en la Argentina cuenta con acceso fijo de buena calidad en la señal a Internet, 3 de cada 10 de hogares no tienen acceso fijo a Internet: 27% accede sólo por celular y 3% no tiene internet de ningún tipo. En hogares con Internet fija, la tercera parte tiene problemas en la señal. El 53% no cuenta con una computadora liberada para uso educativo». Además en Educación corroboraron que «el piso tecnológico de los hogares que asisten a escuelas privadas duplica a los que asisten a las públicas».

«Hay un problema de conectividad, porque durante el gobierno anterior fue desconectado el programa Conectar Igualdad. Cuando empezamos reconocimos la problemática educativa, nuestra agenda es analógica y por eso ya repartimos 36 millones de cuadernillos y en pocas semanas vamos a llegar a los 45 millones. También repartimos 80 mil computadoras», aseguró Trotta respecto de las máquinas que encontraron en un depósito del Correo Argentino y que el macrismo se había negado a entregar.

Trotta también destacó que existen plataformas de 57 universidades nacionales que por un convenio con el Enacom, pueden acceder a los contenidos de los sitios web y a las plataformas virtuales de esos centros de estudios sin consumir datos.