La Justicia ordenó una nueva detención por el crimen de Fabián Gutiérrez.

0
7

El juez Carlos Narvarte, que investiga el crimen de Fabián Gutiérrez, ordenó la detención de una joven luego de haber encabezado ayer la primera etapa de inspecciones oculares en la ciudad de El Calafate. En una recorrida por distintos lugares, el magistrado estuvo acompañado por Pedro Monzón, uno de los cuatro imputados por el asesinato cuya confesión permitió el sábado encontrar el cadáver del ex secretario de Cristina Kirchner.

De las inspecciones realizadas en esta etapa inicial de la investigación -que apunta a determinar el motivo del crimen- participó también la fiscal del caso y sobrina de CFK, Natalia Mercado, y Carolina Scamperti, abogada defensora de Monzón. Los operativos se realizaron por la tarde, se iniciaron en la casa Gutiérrez e incluyeron la cabaña donde se encontró su cuerpo enterrado.

La tercera inspección se dio en una obra en construcción ubicada en calle Raimundo Freile casi Piedrabuena, donde los investigadores lograron secuestrar el teléfono celular de la víctima. La cuarta parada del recorrido fue en Ruta 15 al 1.700, sobre un contenedor de residuos, “obteniéndose resultados positivos que se agregan a la causa”, según consignó la agencia de noticias NA.

Por su parte, en horas de la noche se realizaron otros dos procedimientos, uno de ellos sobre la Avenida Perón al 1600, a metros de la obra en construcción, y otro en una vivienda de calle 25 al 200, donde la policía detuvo a la joven, quien sería novia de uno de los hermanos Zaeta.

La nueva involucrada en la investigación será indagada hoy por el juez Narvarte para establecer cuál sería la vinculación que tiene con el asesinato del ex colaborador de la actual vicepresidente. El juez dispuso una suerte de reconstrucción de los hechos acompañado por el único detenido que hasta ahora declaró. Los otros tres imputados, Facundo y Agustín Zaeta, y Facundo Gómez se negaron a hablar ante el magistrado.

Trascendió además que en la inspección llevada a cabo en la obra en construcción se encontró también una campera dentro de una boca de tormenta, mientras que en la zona de Punta Soberana, lugar donde fue arrestado Agustín Zaeta, hermano del principal implicado en el crimen, se encontraron varios elementos. Los investigadores creen que el joven venía de descartarlos al momento de su captura: según trascendió, hallaron trapos con sangre, un bidón de lavandina, limpiadores, una pala de cocina y dos routers, mientras que frente a la vivienda de Gutiérrez se incautó un palo que, suponen, fue utilizado para golpear a la víctima. El último punto de la recorrida fue Punta Soberana, donde vive Facundo Zaeta.

La causa acumuló en pocas horas varios elementos de prueba, sin embargo aún resta conocer cuál fue el móvil del crimen. Si se trató de un hecho extorsivo o hubo algo más detrás. El abogado de la familia Gutiérrez cree que el asesinato pudo haber estado relacionado con un “negocio local” que había realizado la víctima recientemente. Por lo pronto se supo que el abogado de los hermanos Zaeta adelantó que planea recusar al juez Narvarte con el argumento de que se “excedió” en sus declaraciones y “prejuzgó” a los detenidos.