Julio Humberto Grondona.

0
3

El 30 de Julio de 2014, en Buenos Aires, se apagaba la vida de un importante y polémico eslabón de la historia del futbol argentino y mundial, ese día moría Julio Humberto Grondona. Nació el 18 de Septiembre de 1931 en Avellaneda, abrazó su pasión por el futbol a temprana edad, a los 17 años fue fichado por River Plate donde hizo una brillante carrera como volante de creación hasta que en la quinta división su carrera se detuvo debido a la gran cantidad de estrellas que tenía el club. Pasó a Defensores de Belgrano pero las oportunidades se esfumaban, hasta que en 1956, junto con un grupo de amigos de la asociación cristiana de jóvenes entre los que estaba su hermano Héctor fundó «Arsenal de Sarandí».

Al año siguiente ya tenía la doble actividad, futbolista y dirigente, en 1961 el club fue aceptado en la Asociación del futbol argentino. Siendo aún dirigente de Arsenal inició una carrera paralela como presidente de la comisión de futbol de su amado Independiente, cargo desde el que ayudó a conseguir los campeonatos de 1963 y 1967 además de las copas libertadores de 1964 y 1965. Por agredir al árbitro Filaccione en 1969 fue sancionado por un año impidiéndole presentarse como candidato a presidente del club de Avellaneda, del cual se alejó hasta 1976 en que fue elegido presidente de la institución, bajo su gestión consiguió los campeonatos nacionales de 1978 y 1979.

Amigo del represor vicealmirante Carlos Alberto Lacoste, fue elegido para presidir la AFA a partir de 1979, cuando se democratizó la asociación fue reelegido de manera ininterrumpida hasta su muerte. Fue un obstinado impulsor de la designación de Carlos Salvador Bilardo como técnico de la selección nacional, proceso que culminó con la obtención del Campeonato del mundo «México ’86» y el subcampeonato de «Italia ’90». Su gestión también es responsable de la obtención de 2 medallas de oro olímpicas, las copas América de 1991 y 1993, la copa de las confederaciones de 1992 y 6 campeonatos mundiales juveniles.

Las sospechas de corrupción, concentrado de poderes, dádivas, coacción y prácticas mafiosas tiñeron su proceso, lejos de debilitarlo, lo fortalecieron. El alejamiento de Havelange de la FIFA lo dejó primero en la linea de sucesión, sin embargo propuso a Joseph Blatter y conservó la vicepresidencia, la comisión de finanzas y el Consejo de Mercadotecnia y Televisión, o sea el verdadero poder. Bajo su gestió la FIFA se convirtió en la multinacional que mas dinero maneja en el mundo, aparte de tener mas integrantes que Naciones Unidas.

Durante su gestión en la AFA lejos de combatir la violencia, fue cómplice por impericia o inacción llegando a límites intolerables, para una institución millonaria. Construyó el predio de Ezeiza, envidiado por las asociaciones de todo el mundo, pero mostrando una clara contradicción, AFA rica y clubes pobres. Asoció a la AFA con los poderes de turno, primero al multimedios «Clarín» para la televisación del futbol aunque no dudo en romper el contrato cuando el estado le ofreció mas dinero. Fue internado de urgencia por la explosión de la aorta abdominal que finalmente le provocó la muerte el 30 de Julio de 2014 terminando con sus 35 maños al frente de la AFA.

Comentários no Facebook