Juan de Garay.

0
10

El 11 de Junio de 1580, en lo que hoy es el extremo oeste de la Plaza de Mayo, el gobernante colonial Juan de Garay junto a un grupo de expedicionarios provenientes de Asunción, consumaban la fundación de la «Ciudad de la Trinidad y Puerto de Santa Maria del Buen Ayre» mas conocida como la «Segunda fundación de Buenos Aires».

Después de la primera fundación por parte de Pedro de Mendoza, las penurias, el trágico final y el abandono definitivo del asentamiento, España se quedó sin un puerto seguro en la indispensable ruta comercial atlántica hacia España desde el Alto Perú, Asunción y Chile. El cuarto adelantado y gobernador del Río de la Plata y del Paraguay, Juan de Torres de Vera y Aragón, encomendó a su lugarteniente y hombre de confianza Juan de Garay que organizara una expedición para afianzar una colonia estable en las costas del Río de La Plata.

A finales del verano de 1580, Garay partió hacia el sur por el Río Paraguay a bordo de la carabela San Cristobal, lo acompañaban 2 bergantines además de pequeñas balsas y canoas, la tripulación y fuerza militar estaba compuesta por 10 españoles insulares y 56 jefes de familia vecinos de Asunción. La travesía se hacía lenta ya que era acompañada por tierra por unos 200 indios guaraníes que arriaban el ganado, a ninguno lo movía una falsa esperanza de oro o riquezas, les alcanzaba la promesa de tierras fértiles para la siembra y el ganado, entre los españoles y vecinos destacados de Asunción que acompañaban a Garay se encontraban Don Gonzalo Martel de Guzmán, Rodrigo Ortiz de Zárate, Francisco Bernal, Alonso de Escobar, Andrés de Vallejos, Alonso Pareja y Lázaro Griveo. Al llegar a destino descubrieron que del precario fuerte original no quedaba nada, habían bastado 44 años para que se borraran los rastros de la primera fundación.

El 11 de Junio de 1580, en la actual Plaza de Mayo, Juan de Garay formalizó la Segunda Fundación de Buenos Aires con el nombre de «Ciudad de la Trinidad y Puerto de Santa Maria del Buen Ayre». Descartado el lugar de la fundación original (Desembocadura del Riachuelo) decidió emplazar el nuevo fuerte un poco mas al norte, donde las aguas poco profundas hacia el estuario del Río de la Plata impedían el fácil acceso de navíos enemigas, las barrancas frontales entre el Riachuelo y el Arroyo Maldonado permitían controlar a quienes se acercaban por el río y los zanjones laterales, llamados Granados (San Telmo) y Matorras (Retiro) proporcionaban una barrera natural a los malones. El propio Garay, planeó el trazado de la ciudad, repartió las tierras, nombró las autoridades y hasta diseñó el primer escudo. Hacia 1594 ya estaba finalizado el fuerte que sumado al ahora decidido apoyo militar español logró afianzar la ciudad y repeler los ataques indios.

Comentários no Facebook