Jonas Salk.

0
5

El 23 de Junio de 1995, en La Jolla, California, moría un científico con el que la humanidad estará siempre en deuda, ese día fallecía Jonas Salk el descubridor de la primera vacuna contra la Poliomielitis. Nacido en Octubre de 1914 en New York, hijo de inmigrantes Ruso-Judíos, que hicieron un gran esfuerzo económico para que su hijo estudiara, y Jonas Salk hizo honor a ese esfuerzo destacándose desde el inicio, por ello consiguió ingresar a la escuela gratuita para genios «Townsend Harris», trampolín para City College of New York.

Recibido de médico en la Universidad de Pittsburgh, se especializó en «virología», en 1947 comenzó a investigar y tipificar el tipo de virus que provocaba la parálisis infantil, la Poliomielitis se había convertido en la mayor preocupación médica de los EEUU de la postguerra. En 1952 se produjo el mayor brote de la historia, mas de 3.000 niños murieron y mas de 22.000 quedaron afectados por parálisis, el presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt fue la víctima más reconocida del mundo de esta enfermedad y creó la fundación para encontrar la cura. Salk que ya trabajaba desde hacía 5 años en el proyecto había hecho grandes avances y fue puesto al frente del equipo, se logró conseguir mas de 20 mil voluntarios para que se probara la efectividad, el 12 de Abril de 1955 se hizo público el éxito de la investigación, Salk había logrado dar un paso gigantesco en pos de la salud pública, en los siguientes meses, mas de 20 mil agentes sanitarios vacunaron a casi 2 millones de niños.

Salk se convirtió en un héroe nacional, sacrificó años de su vida y no quiso recibir premió alguno, tomó precauciones legales para que nadie se beneficiara con su descubrimiento, la patentó a su nombre y luego renunció a ella para que no fuera propiedad de ningún laboratorio, aduciendo que era patrimonio de la humanidad como el sol y el agua. En 1957 Salk entregó a Albert Bruce Sabin, todas sus anotaciones y registros de pruebas, en 1961, Sabin presentó la evolución de la vacuna de Salk en una nueva de administración vía oral.

En 1960 fundó el «Instituto Salk de estudios biológicos»», en el que pasó el resto de su vida dedicándose a estudios inmunológicos, también escribió libros en los que comparte sus experiencias y avances, «Man Unfolding» (1972),» The Survival of the Wisest» (1973), «World Population and Human Values: A New Reality» (1981) y «Anatomy of Reality: Merging of Intuition and Reason» (1983). En sus últimos años realizó grandes avances en la búsqueda de una vacuna contra el SIDA, cabe destacar que este brillante médico y científico, piedra fundamental de la salud mundial, no recibió el premio Nobel, aunque es justo aclarar que nunca lo buscó.

Comentários no Facebook