«Jack, el destripador»

0
6

El 31 de Agosto del año 1888, en Buck’s Row, Whitechapel, era encontrada muerta Mary Ann Nichols, convirtiéndose en la primera de las víctimas de «Jack, el destripador», iniciándose una etapa de terror en la noche de Londres. En Abril de 1888 comenzó una serie de ataques a mujeres en callejones de Londres, del total de 11 homicidios, los que atrajeron la atención de la prensa y el terror del público fueron los 5 consecutivos desde el tercero al octavo de la serie, a los que se los llamó «Los cinco canónicos» que por sus características macabras se destacaban del resto.

Estos 5 asesinatos se le atribuyeron a un mismo asesino, al que la prensa llamó «El mandril de cuero», hasta que una carta del presunto autor se hacía llamar Jack, si bien la confesión no fue tomada en serio sirvió para que la prensa lo llamara «Jack, el destripador». Los homicidios tenían un mismo modus operandi, que consistía en estrangulación, degollamiento, mutilación abdominal y la extracción de los órganos internos, lo que llevó a pensar que el asesino tenía conocimientos anatómicos o quirúrgicos, todas sus víctimas fueron prostitutas.

Luego de los asesinatos de Mary Ann Nichols, Annie Chapman, Elizabeth Stride, Catherine Eddowes y Mary Jane Kelly, los crímenes cesaron por unos meses, cuando regresaron no tenían las mismas características que los anteriores, por lo que se creyó que el asesino era otro y que «Jack» había muerto o huido de Londres. El asesino jamás fue encontrado, las detenciones de sospechosos obedecían mas, a medidas desesperadas de las autoridades que a indicios certeros, esto alimento el mito. El desconcierto en el que se vio envuelto Scotland Yard hizo que la prensa se mofara de su fracaso, hecho que acrecentó el mito convirtiéndolo en el asesino en serie mas famoso de la historia y sobre el que mas literatura se ha escrito.