Inseguridad en Sáenz Peña: «Los números son los mismos que el año anterior» dijo la Ministra de Seguridad

0
2

En los últimos días, una serie de delitos ocurridos en la ciudad Termal alarmó a las autoridades provinciales, que rápidamente enviaron refuerzos. Primeramente se constituyó el Subjefe de la Policía del Chaco, David Vega, para evaluar la situación, colaborar con los efectivos y coordinar operativos destinados a disminuir el crimen.

Este jueves, además, arribaron a Sáenz Peña la propia Ministra de Seguridad y Justicia de la provincia, Gloria Zalazar, y el Jefe de la fuerza policial, Ariel Acuña, así como el Director del CEAC (Centro de Análisis, Comando y Control), Ariel Bernard.

En una labor mancomunada entre el Subjefe de la Policía, el Municipio local y el Director de Zona Interior Sáenz Peña, se realizan tres operativos diarios, con modificaciones en la modalidad de trabajo e intervención de las comisarías y las divisiones especiales, según detalló la ministra Zalazar en diálogo con Noticiero 9Las medidas pretenden frenar el delitoun gran porcentaje del cual se comete en motovehículos, los conocidos «motochorros», o robando los mismos.

La funcionaria aseguró que la evaluación que llevó adelante junto a la cúpula policial «fue positiva». Además, comentó que tanto el Intendente saenzpeñense, Bruno Cipolini, como la Secretaria de Gobierno, Alicia Susa Goy, coincidieron en que «la situación mejoró, y se ve la presencia policial, lo que hace que la sensación de seguridad sea mayor«. En este sentido, añadió que buscan una presencia policial constante «para evitar que los hechos se produzcan».

Por otra parte, Zalazar explicó que, conforme a las estadísticas -en base a los hechos que llegan al conocimiento de la Policía-, «los números son más o menos los mismos que los números que estábamos teniendo en esta época del año, el año anterior«.

La Ministra sostuvo en la misma línea que se evidenció una reciente suba en la comisión de delitos en distintas ciudades del Chaco, pero subrayó que durante los meses de la cuarentena estricta el número de crímenes era «nulo». Al día de hoy, con la circulación de la ciudadanía yendo en aumento, se nota una «escalada» a las cifras «normales» de delitos ocurridos en esta época con respecto a años anteriores. «Venimos de un tiempo de absoluta nulidad de hechos», aseguró Zalazar.