Indignante: Supuestos piqueteros de «Camu» Meza cobran peaje para los que quieren entrar a Quitilipi.

0
26

Las imágenes causan impotencia y generan una sensación de vivir en “tierra de nadie”. Uno de los ingresos a la localidad de Quitilipi parece tener dueños y que nada tienen que ver con los controles sanitarios o policiales. Son extorsiones, prácticas desleales e impunes, de gente que integraría el “ala piquetera” de “Camu” Meza.  Finalmente, el dueño del  vehículo accede a pagar pero inútilmente intenta hacer entrar en razón a quienes les cortan el paso.

Una Persona filmo y sacó fotografías en Localidad de Quitilipi donde un se encontró con un ingreso cerrado por tres sujetos que serían piqueteros de “Camu” Meza, quienes le pedían plata para dejarlo circular. Tras un momento de tensión, finalmente el chofer accede a darle unos pesos a uno de los tres piqueteros y luego, inútilmente, intenta “educar” a uno de ellos, quien lo amenazó permanentemente con una gomera.

La situación es bochornosa. Por la impunidad con la que se manejan estos muchachos en plena pandemia, y porque fue tal el miedo que sintieron los ocupantes de la camioneta, que terminaron accediendo a dejarles plata.

Piedras, “gomeras”,  encapuchados y sin ningún tipo de identificación pero organizados hasta con grados de “jerarquía”, ya que es evidente que uno da las ordenes y los otros dos las cumplen. Obviamente, esos tres personajes no llegaron a ese ingreso de casualidad o por necesidad.

Los vecinos afirman que pertenecen al “ala piquetera” de “Camu” Meza, una líder puntera con un gran prontuario de enfrentamientos con la Policía. Además,  los propios vecinos sostienen que, pese a que en febrero pasado era buscada tras un acampe que terminó con incidentes, sigue manteniendo cierto poder, que le permite “enviar” a sus súbditos a recaudar plata de los laburantes que ingresan a la localidad.

“Como me vas a pedir plata hermano” se escucha al conductor preguntar ante la mirada de los tres sujetos. Sin embargo, tras una intimidación con ladrillos y una gomera, termina accediendo a negociar con uno de ellos. “A vos si te voy a dar plata por ser amable, pero esa actitud es la que me molesta, porque soy un laburante igual que vos”

“Dejale que pase nomás” ordena el beneficiario del dinero que el chofer recién entregó pero antes de irse, el mismo conductor intercambia palabras con los otros dos piqueteros, quienes se excusan que “cortamos acá porque en la ruta todos están cortando”. Insólito e indignante.