Hipólito Yrigoyen..

0
7

El 3 de Julio de 1933, en Buenos Aires, moría uno de los responsables del nacimiento de la nueva Argentina cuando se transformó en el primer presidente en ser elegido por el voto universal (masculino) y secreto, ese día se apagaba la vida de Hipólito Yrigoyen. Nació el 12 de Julio 1852 en el seno de una humilde familia por lo que su educación se interrumpió en varias oportunidades para trabajar y ayudar al hogar. Pese a esas dificultades se graduó como abogado, ejerció como docente y fue elegido por Domingo F. Sarmiento como presidente del Consejo Escolar de Balvanera.

Participó en las frustradas rebeliones armadas contra los gobiernos conservadores de 1890 y 1893, por ello debió exiliarse en Montevideo. Era sobrino de Leandro Nicéforo Alem, junto a él y a Aristóbulo del valle fundó la «Unión Cívica», germen de la Unión Cívica Radical». En 1905 encabezó una efectiva revolución que desencadenó la imprescindible «Ley Sáenz Peña» del voto secreto y universal (masculino), que le permitió en 1916 acceder a la presidencia de la nación. Fue el primer presidente popular rompiendo la hegemonía conservadora incorporando por primera vez a la clase media en la política nacional.

Fue el primer presidente con orientación nacionalista y con interés en el desarrollo social, elaboró las primeras reglamentaciones para proteger al peón rural y creó las primeras cajas jubilatorias para empleados públicos. Dictó los primeros reglamentos de control de los servicios públicos y preservación de los recursos naturales además de regular las tarifas la política monetaria. En 1928 durante su segunda presidencia fundó Yacimientos Petrolíferos Fiscales y el Banco Central Estatal.

Sus gobiernos se vieron manchados por la aparición de la «Liga patriótica», grupo rompehuelgas de ultraderecha que primero apoyó y luego se le salieron de control. Fruto de ello son la «Semana trágica» y los fusilamientos de mas de 1000 obreros en el marco de la «Patagonia rebelde». El Crac de 1929 a nivel mundial sorprendió al gobierno que falto de respuestas perdió su apoyo y sobrevino el primer golpe militar de la historia.

El 6 de septiembre de 1930, la ultraderecha apoyada por la prensa en manos de unas pocas familias de la oligarquía, creó las condiciones para que José Félix Uriburu encabezara el golpe militar que llegó incluso a organizar una turba que saqueó su domicilio. Luego de una detención en la Isla Martín García y en Puerto San Julián falleció el 3 de Julio de 1933 mientras el país entraba en la «Década infame».

Comentários no Facebook