“Hemos desplegado un amplio paquete fiscal y crediticio para cuidar la economía y el bienestar de las familias”

0
3

El secretario de Hacienda, Raúl Rigo, participó esta tarde de una reunión virtual de ministras y ministros de Finanzas de América Latina y el Caribe, para abordar las estrategias fiscales y opciones de financiamiento para mitigar los efectos sociales y económicos de la pandemia del COVID 19, reactivar la actividad económica y reconstruir sociedades más inclusivas, igualitarias y resilientes en la región.

Durante el encuentro, auspiciado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), se compartieron los resultados del Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2020, las estrategias que los países están implementando para enfrentar al virus, así como los retos fiscales que se plantean de cara al futuro.

En su exposición, Rigo marcó el carácter “sin precedentes” de esta crisis y los efectos profundos con los que impacta sobre los sectores más vulnerables de la sociedad como las mujeres y la juventud.

 

(Foto: Prensa Ministerio de Economía).

 

“El mundo entero está actuando con contundencia frente al COVID, siendo el endeudamiento el principal instrumento de apalancamiento público”, sostuvo el secretario, al tiempo que señaló que la profundización de los déficits fiscales muestra “el creciente esfuerzo (de los gobiernos) para proteger la salud de la población y tratar de preservar el entramado productivo de nuestras sociedades”.

En ese sentido, recordó el contexto de restricciones presupuestarias y de financiamiento con las que la Argentina recibió el COVID 19, una situación que genera aún mayores desafíos para el país.

Sobre las medidas implementadas por la Argentina, Rigo detalló que el gobierno nacional fijó tres líneas de acción a la hora de instrumentar políticas para contener la pandemia: “Proteger la vida, proteger las capacidades productivas, el empleo y a las familias, y propiciar una recuperación sostenible”.

“Hemos desplegado un amplio paquete fiscal y crediticio para cuidar el ‘saber hacer’ de la economía y el bienestar de las familias”, sostuvo, en tanto que precisó que las medidas fiscales y crediticias destinadas a enfrentar el impacto de la pandemia implicaron una inversión equivalente a un 3,5% del PIB, “complementado con un 1,9% PIB de nuevos créditos blandos con destino al sector productivo”.

Asimismo, el secretario resaltó la “eficacia” de algunas de estas políticas, como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), dirigido a los sectores más vulnerables, y del Programa de Asistencia al Trabajo y al Producción (ATP), destinado fundamentalmente a las pymes, “dos instrumentos masivos e innovadores” que, dijo, ayudaron a contener los efectos del virus.

Para finalizar, remarcó: “Nos toca administrar la crisis. Debemos estar preparados para perfilar un Estado mucho más presente y próximo a la ciudadanía para preservar su salud y sus capacidades productivas”, al tiempo que llamó a actuar de manera “mancomunada” para propiciar una pronta recuperación de la actividad económica en toda la región.

La reunión virtual estuvo encabezada por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de CEPAL, quien advirtió que América Latina sufrirá en 2020 la mayor caída de su PBI de los últimos 100 años, en el orden del 9,1%, a causa de la pandemia.

La funcionaria destacó los esfuerzos fiscales llevado adelante por los países de la región, “en torno al 3,9% promedio”, dedicados a combatir la pandemia, y alertó que en el actual contexto de crisis “la austeridad fiscal no será una opción en el corto plazo”.

“Se va a requerir una expansión fiscal, así como eficacia y transparencia en la ejecución del gasto”, afirmó Bárcena, al tiempo que dejó en claro que esa “política requerirá también aumentar la capacidad recaudatoria, así como eliminar espacios de evasión tributaria”.

 

Fuente: Prensa Ministerio de Economía de la Nación