«Harley Davidson».

0
4

El 28 de Agosto de 1903, en Milwaukee, EEUU, dos jóvenes mecánicos entusiastas, en un diminuto garadge y con unas pocas herramientas fundaban la «Harley Davidson». William S. Harley, y su amigo Arthur Davidson se unieron para diseñar y fabricar una motocicleta de competición, en 1904 tuvieron su primer prototipo, hacia 1905 ya una docena de unidades habían visto la luz y para 1907 se mudaron a una verdadera fábrica que les permitió producir casi 200 unidades anuales.

Hacia 1914 Harley-Davidson producía casi 20 mil unidades al año siendo un verdadero dolor de cabeza para el tradicional competidor la «Indian Motorcycle Company», el inicio de la Primera Guerra Mundial influyó directamente en la competencia entre ambas marcas. El ejército de los EEUU incautó la totalidad de la producción de la Indian durante los siguientes 5 años, mientras que a la Harley-Davidson le dejó una parte de la producción para el mercado local, esto hizo que al finalizar la guerra la Indian tuviera que empezar de cero. A mediados de los años 20′ Harley Davisdson era el mayor fabricante de motos del mundo, y estaba mejor preparado para afrontar la crisis de los años 30′ donde adaptando modelos y costos sobrevivió de pie.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial consiguió un beneficioso contrato con el ejército que la mantuvo a flote, al finalizar el conflicto, los soldados que se quedaron con las motos las modificaron y adaptaron, la empresa supo ver esa tendencia y comenzó a producir modelos de calle inspirados en las militares. Lo que no pudieron ambas guerras lo pudo Hollywood, en innumerables películas los delincuentes y violentos montaban una Harley-Davidson, esto sumado a una reestructuración de impuestos dieron un golpe de knock out a la empresa.

En 1969 American Machinery and Foundry se hizo cargo de la empresa y pretendió bajar la calidad y tamaño de las motos para apuntar a otro segmento social, esto desplomó las ventas y provocó una prolongada huelga de sus empleados. Este hecho coincidió con el auge de las empresas japonesas como Honda, Kawasaki y Suzuki que inundaron los EEUU. A mediados de los 80′ un nuevo cambio de manos devolvió a la compañía el liderazgo, se reposicionó como la marca de motos de alta cilindrada y con su tradicional personalidad, para ello fundó el «Harley Owners Group», un club de propietarios y fanáticos de la marca, principal pata de la promoción de la marca.