Hace tres años que no puede ver a su hija y le ‘conmemoró’ el cumpleaños en la puerta del Juzgado de Niñez

0
18

En un contexto de particularidades emocionales que sólo conocen los protagonistas, Miguel Bistoletti arribó esta mañana de lunes al Juzgado de Niñez, Adolescencia y Familia de Resistencia para recordar el cumpleaños N° 13 de su hija, la cual no ve hace ya casi tres años.

Acompañado de una pequeña torta y tres velas, las cuales, según explicó representan cada año que lleva sin ver a su hija, Bistoletti contó sus deseos de “que comience de una vez por todas un trabajo serio, libre de ideología y de tendenciosidad”.

“Los padres no tenemos lugar para bajar los brazos, no sólo es el derecho de padres de ver a sus hijos, sino también de que los hijos puedan ver a los padres”, remarcó en Radio Provincia dentro de lo que fue un simbólico acto, aunque cargado de significado, en la vereda de calle French al 160.

“Entiendo que es difícil jugarse por los hombres cuando estamos saliendo de años de tiempos violentos a mujeres, pero no es el caso”, relató, y explica que “la Justicia no niega, pero tiene un sistema muy hábil para quedar siempre bien parados. Lo que hacen es no trabajar”. “Evitan pruebas, evitan ir a trabajar, uno puede ‘tirarle’ imágenes, lo que sea, y no quieren ver”, sostiene.

En este recorrido judicial, Bistoletti asegura que “han generado un aislamiento sin sentido”, y acusa que la tarea los jueces viene siendo “un trabajo incompleto, no satisfactorio y que ni siquiera es cercano a bueno”.

“Una cosa es que alguien genere esta iniciativa, pero cuando uno viene a la Justicia, se supone que son personas capacitadas para ver a las dos partes y llegar a una conclusión, pero te digo que las pruebas están hace años, son claras, no es difícil”, insistió, y remarcó que “no hay nada que justifique eso”.

“El mismo equipo interdisciplinario, el grupo de profesionales que asesora al juzgado, dictaminaron hace más de un año y siete meses que se genere un espacio de revinculación entre mi nena y toda mi familia”, explica, y remarca que esta imposibilidad de ver a su hija abarca a todo su entorno, tanto familiar como social.

“Me pasé 37 años de mi vida sin saber que existía esta problemática”, cuenta, y suma que tanto en WhatsApp como en Facebook cuentan con un grupo que se llama ‘Derechos por los Padres’ donde se reúnen entre 60 a 70 personas. “Hay que luchar por los derechos de cada uno porque somos todos iguales”, concluyó.

El recuerdo en redes

“Vengo a celebrar el cumpleaños de mi hija. Con una torta y tres velas. Cada una representa un año en que celebré el cumpleaños de ella sin que estemos juntos”, posteó Bistoletti en su cuenta persona en un largo posteo que acompañó con la foto del momento, donde agregó que “vengo a apagar estas velas tan llenas de significado y voy a apropiarme de los deseos que la tradición ofrece”.

“Vengo a pedir en esos deseos que a partir de hoy comience una etapa en la que esta justicia de familia se ponga a trabajar con objetividad, con profesionalismo y con total celeridad”, sostuvo, y destacó que las medida judicial “no hace mella en el amor de padre/hija y jamás podrá debilitar un ápice la fuerza de un padre que pugna por la libertad de su hija”.

«Ese tiempo no regresará y fue apantallado por distintas maniobras dilatorias que tuvieron connivencia absoluta e infundada de quienes toman decisiones”, subrayó, en tanto aseguró que “se hará justicia, no por los jueces, sino porque este papá no abandona la lucha por los derechos de su hija”. “Cumple 13 años mi hija y llevamos 1024 días sin vernos”, finalizó.

 

El posteo y la foto con la que Miguel Bistoletti conmemoró el cumpleaños de su hija. (Facebook)