Guerra Ruso Japonesa.

0
8

El 5 de septiembre de 1905, en Portsmouth, EEUU, Serguéi Witte y Komura Jutarō firmaban un tratado que ponía fin a la Guerra Ruso Japonesa. El Imperio Ruso y el Imperio Japonés se caracterizaban por ambiciones expansionistas y los territorios de Manchiura, Corea, Liaodong y el mar Amarillo estaban en los planes de ambos. Japón había dado el primer paso a finales del Siglo XIX cuando luego de la guerra Sino-Japonesa logro el tratado de Tratado de Shimonoseki que le dio el dominio sobre esos territorios.

El Imperio Ruso por su parte buscaba un puerto continental que fuera operativo durante todo el año ya que el de Vladivostok permanecía inutilizable durante el invierno y había puesto como objetivo a Porth Arthur en el extremo de la península de Liaodong. El Imperio Ruso logró que Francia y Alemania instaran al Imperio japonés a devolver parte de los territorios conquistados a China, entre ellos Manchiura y Liadong, Japón accedió pero de inmediato Rusia consiguió de China el permiso a utilizar Porth Arthur y la maniobra quedó expuesta.

Ante este hecho se dieron una serie de preparativos militares japoneses que Rusia tomó como un preparativo para una agresión y tomó militarmente Porth Arthur expulsando a los Chinos de Liaodong, los condimentos para la guerra estaban preparados. La mañana del 8 de febrero de 1904 la Armada Imperial japonesa atacó la flota rusa fondeada en Porth Arthur dando inicio a la guerra. El bloqueo de Porth Arthur inmovilizando su flota y la lentitud en el envío de tropas desde el oeste hicieron que Rusia se resignara a la invasión japonesa, su única alternativa era desplegarse en las costas de Manchiura y Liaodong para obligar a que el desembarco se produjera en la península coreana y retrasar su despliegue.

El 1.er Ejército del general Kuroki Tamemoto avanzó rápidamente conquistando con facilidad Seúl y Pionyang recién encontró resistencia al llegar al Río Yalu donde se dio la primera batalla terrestre entre ambos países. Los refuerzos navales rusos no lograron detener a los japoneses que a fines de 1904 logró tomar Porth Arthur con sus avanzadas por tierra y por mar. En 1905 el rumbo de la guerra no cambió una tras otra las derrotas rusas se sucedían sin respiro siendo las de Sandepu y Mukden las mas significativas, sin embargo la última y mas importante se desarrollaría en el mar.

En una maniobra desesperada Rusia envió la flota del Mar Báltico hacia el conflicto pero la movida terminó desastrosamente cuando fueron interceptados antes de reabastecerse en Vladivostok, el saldo fue devastador, 35 buques hundidos. Esta derrota obligó al Imperio Ruso a buscar la paz, que finalmente se logró cuando el 5 de septiembre de 1905, en Portsmouth, EEUU, Serguéi Witte y Komura Jutarō firmaban el tratado que ponía fin a la Guerra.

El resultado de la guerra trajo consecuencias internas e internacionales, mientras en Rusia el descontento popular derivaba en la Revolución contra el régimen del Zar Nicolás II, en Europa se encontraron con un nuevo peligro para sus colonias en el Pacífico y redoblaron su presencia militar y naval. Un detalle no menor que inclinó la batalla naval fueron los flamantes Cruceros Acorazados que Japón le compró a la Argentina y a Chile antes que fueran utilizados por ambos países, así fue que el «Bernardino Rivadavia» y el «Mariano Moreno» argentino y el «Esmeralda» chileno combatieran con su nueva bandera con los nombres «Kasuga», «Nisshin» e «Izumi» respectivamente.