Grieta por la cuarentena: “Parece una cosa demencial que se haga de esto una cuestión política”.

0
1

 

“Nada de lo que hacemos nosotros es distinto de lo que se ha hecho en otros países del mundo”, señaló Cahn.

El Dr. Pedro Cahn también se refirió durante la entrevista con EL LIBERAL a la polémica instalada entre quienes apoyan la cuarentena y los anticuarentena. Al respecto, sostuvo que le “parece una cosa demencial que se haga de esto una cuestión política”.

“¿Por qué se instala la grieta?

-Me parece que acá hay una equivocada posición: pareciera que quienes defienden la cuarentena son oficialistas y quienes están en contra de la cuarentena son opositores. Me pregunto ¿oficialista de quién?, porque en el Amba tenemos un oficialismo que es el del Presidente, un oficialismo que es el de Axel Kicillof en la provincia Buenos aires, y un oficialismo de Rodriguez Larreta en la Caba. Por eso, cuando protestan contra la cuarentena que impone el gobierno, en realidad son los gobiernos los que la están imponiendo”, sostuvo el infectólogo.

“De hecho -ahondó Cahn- puede ver que en cada provincia se toman medidas de forma independiente, porque insisto, la Argentina es un país federal. Cuando se hace política con la salud, se hace mala política y peor salud pública, y eso es lo peor que nos puede pasar. Le doy un ejemplo: si vivo en un edificio y se está incendiando, no voy a preguntar al vecino del 4A por quién voto, sino que lo voy a ayudar con la manguera para tratar de apagar el incendio”, graficó.

Para el asesor del Presidente le “parece una cosa demencial que se haga de esto una cuestión política cuando en realidad, los argentinos no hemos inventado nada, porque pareciera que esta pandemia ocurre solamente en la Argentina. Nada de lo que hacemos nosotros es distinto de lo que se ha hecho en otros países del mundo: aislamiento social, tapabocas, insistir en el lavado de manos, evitar reuniones clandestinas, toser en el pliegue del codo, etc. Fortalecer el sistema de salud, lo hemos hecho mejor que otros países y por eso nos ha ido mejor; tomar la cuarentena temprano nos permitió la adaptación de todo el sistema que no es solo conseguir más camas y respiradores, sino tener un mejor entrenamiento del equipo de salud”.

“La verdad es que si no hay más camas no es porque no se puedan comprar más camas o respiradores, el problema es que no tenemos personal suficiente para el incremento de camas de terapia intensiva que se ha producido. Teniendo en cuenta que el 8% de los casos confirmados de Covid en la Argentina corresponde al personal de salud. Y cuando alguien del personal de salud se enferma, por 14 o 21 días no puede volver y todos sus contactos estrechos tienen que quedar fuera de la línea de trabajo. Entonces acá hay un cuello de botella que no es el número de respiradores ni de camas, que se podrían comprar, el problema es quién los atiende. Todo lo que hagamos para evitar la sobrecarga del sistema de salud será bienvenida”, completó el profesional.

-¿Es válido el dilema cuidar la vida o cuidar la economía?

-“El Presidente en la primera aparición pública dijo una frase que fue muy clara que ‘de la muerte no se vuelve, de un PBI caído se puede volver’. Pero en ningún momento subestimó el tema de la economía, a tal punto que si usted se fija, hay una cantidad de medidas que tomó el Gobierno que son insuficientes sin ninguna duda, pero está el IFE que lo habían planificado para 5 millones de personas y lo terminaron cobrando 9 millones, lo cual da una idea en la que estaba el país antes de la pandemia. Arrancó todo este proceso con un 40% de pobreza. Están los ATP para las pequeñas y medianas empresas para que puedan pagar una parte de los sueldos; están los créditos que se dieron para monotributistas a tasa cero. Todo eso no alcanza, evidentemente habría que gastar más en el área social, no tengo dudas, pero esto es lo que se ha hecho, no es que se ignoró la economía”.