Gremios docentes nacionales dudan del regreso a clases presenciales.

0
16

El retorno paulatino de las clases presenciales en nueve provincias, anunciado para la semana próxima por el ministro Nicolás Trotta, parece complicado. Los gremios docentes afirman que no están dadas las condiciones y en varios distritos pretenden antes que se discutan las paritarias.

Hace dos semanas, el ministro de Educación nacional afirmó que el 3 de agosto volverán las clases presenciales en Catamarca, Corrientes, Formosa, Misiones, San Juan, Santiago del Estero, Santa Fe, San Luis y Tucumán. En principio, se estipula el retorno en localidades pequeñas sin circulación del virus y en las escuelas que tengan infraestructura adecuada.

A una semana de la fecha estipulada, el panorama no parece tan sencillo. Primero porque después del anuncio en muchas provincias empezaron a aparecer más contagios de coronavirus. Pero sobre todo porque los gremios docentes dicen que la mayoría de las escuelas no están preparadas para la nueva normalidad de las clases.

«No se puede volver a clases en el pico de la pandemia», sentenció el secretario general del Suteba y miembro de la conducción nacional de Ctera, Roberto Baradel. Otros gremios nacionales como UDA y Sadop también pusieron reparos.

La situación se repite en la mayoría de las provincias donde se anunció el regreso a clases desde la semana que viene, aunque en todas se utilizarán los primeros días para analizar la situación de cada escuela y hacer las readecuaciones necesarias para el distanciamiento y las medidas de higiene. En Santiago del Estero, por ejemplo, el 18 de agosto regresarían los alumnos de los últimos años, aunque los docentes se reintegrarán el próximo martes.

En Santa Fe, la primera semana se utilizará para la limpieza de las escuelas rurales y de localidades pequeñas. Amsafe, el gremio mayoritario, aclaró que eso no significa la vuelta a clases y reclama para ello el llamado a discutir aumentos salariales. En esa instancia, sostienen, debe definirse el protocolo para el retorno a las aulas.

Por su parte, el secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (SUTECO), Fernando Ramírez, le dijo a Télam que en la provincia «no están dadas las condiciones para reiniciar las clases en agosto». Asimismo, el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Catamarca, Mario Sánchez, dijo que «es difícil» que el regreso sea en agosto.

En San Luis hay una negociación trabada entre los gremios y el gobierno de Alberto Rodríguez Saá, que pretende que haya clases los sábados. Todos los sindicatos rechazan esta exigencia. «El trabajo del docente es de lunes a viernes», sentenció el secretario General de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Borjas Orozco. El gobernador pretende que antes de fin de mes retomen las clases con formato mixto.

En Tucumán todavía no hay fecha para la vuelta a clases y el objetivo está centrado en poner en condiciones las escuelas, que según los gremios muy lejos están de tener las condiciones adecuadas. En el gobierno de Manzur afirman que el retorno podría ser en la última semana de agosto en las escuelas rurales, siempre que no haya un crecimiento de casos.

Tampoco en Misiones hay fecha concreta, al igual que en Formosa. «Las condiciones epidemiológicas no están dadas para tomar la decisión de regresar a las aulas», aseguró el ministro de Educación misionero, Alberto Galarza. El funcionario aclaró que resta definir el protocolo con el Ministerio de Salud y también con el área de Transporte para el traslado de los chicos. También está pendiente la discusión salarial.

El panorama más despejado se da en San Juan donde hay acuerdo para que los alumnos de los últimos años de la primaria y la secundaria vuelvan a clases el 10 de agosto en 14 departamentos. En la provincia por ahora está controlado el virus.