Fusajiro Yamauchi

0
22

El 23 de septiembre de 1889, en Kyoto, Japón, el joven artesano Fusajiro Yamauchi funda una fábrica de naipes sin saber que 100 años después se convertiría en un gigante del entretenimiento, ese día nacía «Nintendo». Yamauchi era un fanático del popular juego de cartas conocido como «Hanafuda», por ello decide juntar su pasión con el negocio, pero el exceso de calidad de sus productos conspiraba contra su economía, las cartas eran tan buenas, costosas y duraderas que nadie necesitaba reponerlas. Hábil para los negocios, contactó a los administradores de salones de juego en Kyoto y Tokyo, los convenció que para mostrar transparencia y seriedad, lo mejor era todos los días abrir paquetes nuevos de naipes delante de los jugadores, Yamauchi se hizo millonario. Comenzó a fabricar todo tipo de naipes, a los clásicos Hanafuda le agregó Hyakunin Isshu y naipes franceses para la nueva pasión occidental, el Póker.

En los períodos de guerra, que en Japón eran habituales, se prohibían los juegos de azar, por ello Yamauchi agregó a su producción juegos de mesa lúdicos y juguetes didácticos para niños. Nintendo fue la precursora de regalos empresariales que incluían sus naipes con fichas, copas, habanos y tabaco, para ello firmó un convenio con Nihon Senbai y Japan Tobacco, un éxito que se replicó en todo el mundo. Yamauchi estaba preocupado por el futuro de su empresa, por ello fomentó el casamiento de su única hija con Sekiryo Kaneda, uno de sus primeros y fieles empleados, estos tuvieron solo una hija, por lo que Yamauchi intervino nuevamente para fomentar su unión con Shikanojo Inaba, un joven artista plástico que participó en el rediseño de todos los naipes, ellos sí tuvieron un hijo varón, Hiroshi Yamauchi quién se haría cargo de la empresa siendo solo un adolescente.

Hiroshi sorteó con éxito la crisis de la post guerra, creó temporalmente una filial europea llamada Napoleón y modernizó la empresa para imprimir naipes en plástico. A finales de los años ’50 Hiroshi visita a Walt Disney y le ofrece asociarse para la difusión de figuritas de alta calidad de Mickey Mouse, Nintendo vendió 1,5 millones de cartas coleccionables, gracias a ello quintuplicó su facturación, inauguró una planta de 5 mil metros cuadrados y comenzó a cotizar en bolsa. Los vaivenes económicos y cambios de los hábitos del entretenimiento en Japón siempre fueron superados por Nintendo por mantenerse en la vanguardia tecnológica y una admirable visión empresarial de Hiroshi, por ello no sorprendió que en 1964, se comercializaran millones de figuras de atletas japoneses con motivo de los juegos olímpicos de «Tokyo 1964».

El brazo extensible «Ultra Hand» y el lanzador de bolas «Ultra machine» fueron record de ventas sin embargo Nintendo debía marcar el rumbo del entretenimiento y en 1969 comenzó a incorporar la electrónica en sus juegos. Asociado con Sharp lanzó al mercado la «Laser Clay», una pistola de haz de luz de gran precisión y el primer juego electrónico asociado para utilizarla, el «Shooting Trainer». Cuando explotó el boom de las video consolas Nintendo prefirió esperar para sacar una de calidad e innovadora, para ello se asoció con Mitsubishi Electronics y Ricoh, el resultado fue el «Color TV Game» y su popular juego «Computer Othello». En 1981 Nintendo comenzó a liderar pequeñas revoluciones con la aparición de bombas de mercado como el célebre «Donkey Kong» y «Super Mario Bros». A partir de allí Nintendo se mantuvo al frente del mercado de las consolas con productos como Game & Watch, Famicom, Nintendo Entertainment System, Game Boy, Super Nintendo, Nintendo 64, Game Cube, Nintendo 3DS y la famosa Nintendo Wii.