Fin de la Década Infame.

0
162

El 4 de Junio de 1943, en Argentina, se producía una rebelión de las altas cúpulas militares que desembocó en el golpe que derrocó al presidente Ramón Antonio Castillo, poniendo fin a la década infame. En 1938 la formula Roberto Marcelino Ortiz y Ramón Antonio Castillo ganó unas bochornosas y fraudulentas elecciones que continuaron los penosos procesos de José Félix Uriburu y Agustín Pedro Justo completando la llamada «Década infame».

Estando dadas las condiciones para que en las elecciones de 1943 el salteño Robustiano Patrón Costas prosiguiera con este triste proceso, las cúpulas militares estaban en alerta. La segunda guerra mundial provocó grandes cambios sociales, por primera vez la producción industrial pasó a la agropecuaria creando una masa de trabajadores con proyectos e inquietudes. En ese entonces las fuerzas armadas estaban compuestas solo por el Ejército y la Armada, dentro de ellas un grupo ultranacionalista de oficiales llamado «GOU» quería poner fin al proceso de degradación institucional.

Una reunión entre el ministro de guerra Pedro Pablo Ramírez y dirigentes de la UCR desencadenó los hechos. Castillo a cargo de la presidencia por la muerte de Ortiz, le pidió la renuncia a Ramírez, este apoyado por Edelmiro Farrell, Arturo Rawson, Juan Domingo Perón y Tomás Adolfo Ducó encabezaron el golpe puramente militar llamado la «Revolución del ’43». Arturo Rawson asumió la presidencia pero al intentar formar un gabinete conservador perdió apoyo y solo 3 días después fue sucedido por Pedro Pablo Ramírez .

El proceso no tenía los resultados esperados, y esa «revolución» se convertía en «dictadura», con el pueblo cada vez mas inquieto y demandante, Ramírez nombra en la secundaria repartición de trabajo a Juan Domingo Perón. Las transformaciones encaradas por Perón fueron las mas profundas de la historia e incluían la indemnización por despido, estatuto del Peón de Campo, instauración del aguinaldo, universalización de jubilaciones, construcción de policlínicos sindicales, tribunales de justicia laboral y creación de escuelas técnicas. La popularidad de Perón provocó celos y enfrentamientos, su remoción provocó la movilización popular mas importante de la historia Argentina que llevó al nacimiento del peronismo.