Especialistas resaltaron la importancia de implementar programas de salud bucal en personas con discapacidad

0
5

Un estudio reciente de investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) demostró que existe una gran deficiencia en la higiene bucal de personas con discapacidad  que generan posteriores complicaciones y deterioro de la calidad de vida en este sector de la sociedad. Por tal motivo, desde la casa de estudios recomiendan que se implementen programas de salud bucal en Chaco y Corrientes.

El relevamiento obtenido por los profesionales de la UNNE aseguró que el 81% de los casos analizados presentaron deficiencias en la higiene bucal, dejando al descubierto que las personas con discapacidad intelectual presentan alta prevalencia en caries dental, enfermedad periodontal, pérdida de piezas dentarias, mala higiene oral y en ocasiones no cuentan con el apoyo familiar o de cuidadores, para mejorar su salud bucal e implementar tratamientos preventivos y de rehabilitación.

Desde la Facultad de Odontología de la UNNE, por medio de actividades de servicios, investigación y extensión, hace años se viene trabajando en la atención de pacientes con discapacidad, así como en la promoción de prácticas que estimulen el cuidado de la salud bucal de personas con discapacidad.

En esa línea, con el fin de analizar la higiene oral en niños con discapacidad intelectual, investigadores de las Áreas Disciplinares “Odontología Social y Comunitaria” y “Práctica Clínica Preventiva” (FOUNNE) realizaron un estudio con niños con discapacidad que asisten al Centro de Atención al Desarrollo de la Infancia y Adolescencia de la ciudad de Corrientes.

De acuerdo a lo observado en el relevamiento, el 19% de los niños presentaron una higiene oral adecuada, con valores de hasta el 20% de placa bacteriana (compatible con salud). El 81% presentó higiene oral deficiente, con valores superiores al 20% (riesgo de caries y enfermedad periodontal).

En el trabajo se halló una correlación positiva entre el índice de placa bacteriana y la edad de los niños.

Esto podría deberse a que a medida que aumenta la edad se van produciendo cambios en la dentición y problemas de mal posición dentaria, que podrían llegar a dificultar la higiene oral. También podría deberse a que a medida que los niños crecen, los tutores delegan en el menor parte de la responsabilidad de los cuidados de higiene oral, según consideran los autores del estudio.

La higiene oral deficiente se asoció significativamente a una mayor presencia de caries dental. “Estos resultados evidencian la necesidad de implementar programas integrales de salud oral, que contemplen medidas de promoción, prevención y de atención odontológica con el fin de restaurar y mantener la salud de los menores, instruyendo a los tutores sobre el cuidado de la salud oral de los niños, el control de la biopelícula dental y asegurando la atención preventiva y restauradora de manera oportuna”, señaló la doctora Sofía de los Milagros Alí, directora del estudio.

Importante difusión

En el estudio, publicado por la Revista de la Facultad de Odontología, y participaron además la Especialista Roxana Lilian Blanco, Od. María Alejandra Meana González y la Dra. María Silvina Dho, de las Áreas Disciplinares “Odontología Social y Comunitaria” y “Práctica Clínica Preventiva I”.

Según los autores del estudio, el cuidado en estas personas debe ser mayor, ya sea por factores como el uso de fármacos, como también por características propias de la patología que presenten que los hace más vulnerables a los factores de riesgo de las enfermedades orales.

Esta situación cobra especial relevancia en los primeros años de vida y en la infancia ya que los menores no tienen destreza manual para realizar solos su higiene oral y necesitan la presencia del tutor. “Desde la odontología la atención de una persona con discapacidad intelectual no requiere nada especial, sólo paciencia, respeto y mucho amor”, concluyó la doctora Alí.