«Epidemia de baile».

0
7

El 5 de Julio de 1518, en una calle de Estrasburgo, noroeste de Francia, una mujer comenzó a bailar y moverse frenéticamente desatando risas y burlas, sin saber que era el principio de un hecho colectivo que provocó mas de 100 muertos, ese día comenzaba la «Epidemia de baile». El 5 de Julio de 1518, Estrasburgo amaneció con una curiosidad, en la calle de los mercados de verduras, una mujer se movía sin sentido y abstraída de las miradas burlonas, poco a poco sus movimientos se hicieron mas frenéticos y claramente no controlados sin embargo nadie intervino y al caer la noche ya pasaba desapercibida.

Cuando a la mañana siguiente la mujer seguía allí con la misma energía que el día anterior las autoridades intentaron hablar con ella, no solo no lo lograron, sino que en otro sector de la ciudad apareció una segunda mujer con la misma patología. Durante la primera semana se sumaron otras 30 personas y para la segunda había grupos por toda la ciudad, sin tomar conciencia de los peligros muchos músicos se acercaban a los bailarines para alentarlos con ritmos locales.

Luego de días sin dormir e ingerir alimentos o bebidas, las primeras 2 mujeres colapsaron y murieron, esto alarmó a las autoridades que fracasaron en el intento de sujetar a los bailarines para atarlos, cuando el número de bailarines llegó a 400, y como casi todos terminaban muertos o con secuelas motrices comenzó un éxodo de la ciudad. Para cuando la epidemia terminó se había cobrado más de 100 víctimas fatales y los sobrevivientes tuvieron secuelas irreversibles, el hecho fue estudiado durante años, ante la falta de respuestas se lo atribuyó a una histeria colectiva. Sin embargo en la actualidad se especula que se trató de una intoxicación con un hongo llamado cornezuelo muy común de ser encontrado en la cebada, este hongo contiene un psicoactivo llamado ergotamina, principal elemento del ácido lisérgico LSD.