Entendimiento entre gobierno y UPCP por la pauta salarial anual

0
6

Firmarán una suba de 5% al básico y porcentajes menores en otros ítems. Se agregará una suba de 2500 pesos del refrigerio desde septiembre.

temp (1).JPG

El gobierno avanzó en un acuerdo con la Unión Personal Civil de la Provincia (UPCP) por la actualización salarial para la última parte del año en lo que por ahora no se trata de un acuerdo oficializado por las partes va a camino a ello en función de lo que se resolvió en un plenario de delegados de la organización que agrupa a trabajadores de la administración central pero que a su vez generó malestar en otro sindicatos, no solo por lo que consideran como intempestivo y a contrapelo de lo que se venía efectuando en una negociación abierta con todos los sectores sino que también cuestiona la política de que las actualizaciones se realicen con montos en negro.

Será un aumento de un 5% al básico y porcentajes inferiores en otros ítems de salario más un incremento de $2500 al refrigerio desde agosto, concepto que ya fue abonado a mes vencido a mediados de este mes, tendrá un reconocimiento de 1250 pesos dos veces en el segmento que va de septiembre a noviembre, para quedar fijo en $ 5500 desde diciembre.

La anterior propuesta hace días había sido un incremento del 7,8% al básico -similar al que se había anunciado para policías y docentes- y un incremento del refrigerio pero de 1000 pesos para llevarlos a $ 4000, la que había sido rechazada incluso por la UPCP.

‘La insensibilidad demostrada por parte de la patronal es insultante, ante la crítica situación económica de los trabajadores del sector público. Estamos en la primera línea de lucha contra la pandemia, garantizamos diariamente que los servicios públicos continúen funcionando a pesar de las deficientes condiciones laborales y la falta de garantías en el cumplimiento del protocolo, pero nuestro trabajo no es valorado‘, había marcado desde el sindicato por una alternativa que frente a la que firmará perjudica en gran medida a la clase pasiva por las subas en negro que no les llegan.

En marzo, cuando se otorgó el aumento de haberes que se extendió hasta agosto, desde el Ejecutivo dejaron de lado a la UPCP por posiciones en ese entonces radicalizadas y entonces legitimó su accionar con el acompañamiento de ATE y UPCN.

Ahora, la oferta tendría el visto bueno de la UPCP, el rechazo de ATE y se espera la confirmación pero todo indica que también tendría el respaldo de UPCN.