El mensaje de Oriana Sabatini sobre su salud y la aceptación.

0
15

Oriana Sabatini revolucionó las redes, con un video y un mensaje sobre los trastornos alimenticios que sufrió y sufre. En tiempos donde las redes sociales nos acercan a las personas, pero nos alejan de nosotros mismos, el impacto de lo que se dice en ellas, comienza a medirse de otra forma.

«Ayer tuve un atracon, con lo cual hoy seria inimaginable subir algo a las redes sociales, mucho menos mostrando alguna parte de mi cuerpo. No se si fue alguna de esas cuentas motivacionales que me inspiro, pero hace mucho tenia ganas de subir algo asi. Después de 10 años de convivir con trastornos alimenticios, pasando de una anorexia hasta el trastorno por atracon, hoy me pinto subir esto. Siempre me saco fotos o grabo cuando estoy entrenando 24/7 y pasando hambre, y hoy me queria sacar ese peso de encima. No vengo aca a darles ninguna lección, ni a convertirme en una guru del amor propio claramente, porque la que sigue aprendiendo soy yo, pero si esto te puede ayudar, buenisimo; es lo que a mi hubiese gustado ver cuando era adolescente y es lo que necesitaba hacer ahora porque siento que de alguna manera esto me puede ayudar a seguir mejor.
Se que tengo poco culo, pocas lolas, no estoy dura, estoy llena de estrias, claramente un poco de celulitis y ESTA BIEN; a esta altura me animo a mostrarme asi porque no hay nada que me puedan llegar a decir que sea peor que todo lo que yo en mi cabeza ya me dije.
De todas maneras me encanta como sali en el video, y creo que eso ya es un paso bastante grande 😌💖»

El mensaje de Oriana Sabatini, lleva casi 3 millones de likes. El contraste de su video con el resto de sus publicaciones, en la cuenta en la cual tiene 4.8 millones de seguidores, y en Twitter donde la siguen más de medio millón de personas, es tan drástico como su mensaje.

https://www.instagram.com/orianasabatini/?utm_source=ig_embed

En tiempos en los cuales los «influencers» se convirtieron en los espejos donde millones de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos se refleja, el mensaje es una llamada de atención a todos. ¿Pero, es tan sencillo que el mensaje llegue?. 

En palabras de Brené Brown (*) «La autenticidad es la práctica diaria de librarnos de lo que creemos que deberíamos ser y abrazar, en cambio lo que realmente somos».

Screenshot_20200716-171308_Instagram.jpg
Foto: Instagram @orianasabatini

El mensaje de Oriana, no es solo mostrar sus «imperfecciones», sino tal cual es, con sus problemas alimenticios y su lucha personal. Lo que puede caer en un posteo para una web de espectáculos, también puede ser una señal de alarma y un salvavidas, para alguien que no sabe de dónde tomarse.

¿Pueden las redes sociales servir para cambiar el mensaje que construyó durante años, de perfección y control?. 

Quizás.

¿Es la cuarentena, la pandemia lo que nos permitido ser vulnerables para reconocernos valientes e iguales ante algo que no podemos manejar. Donde no tenemos el control?

Quizás.

«Yo soy Maris»

«A través de sus propias palabras y arte, una joven detalla el poder curativo del yoga en su lucha contra la anorexia y su viaje hacia la autoaceptación».

La descripción de Netflix del corto documental sobre Maris Degeners, una adolescente estadounidense que se convirtió en una de las instructoras más jovenes de yoga (a los 15 años) en su país, es también el relato de un viaje por el infierno, propio y el de su familia.

Maris (@yogamris) sufrió de ataques de ansiedad y pánico, desde niña, lo que derivó luego en un trastorno alimenticio (anorexia) y autolesiones. El yoga le salvó la vida. También comenzar a contar las «m**das» de ese viaje,  en un blog.

00:00
-02:33

¿Pertencer es suficiente?

Hoy en día, además de los deportes, artes, y voluntariado, hay diferentes grupos que permiten encontrar espacios de pertenencia con objetivos o luchas en común. Las redes nos han acercado, más allá de la distancia, pero, al mismo tiempo, parecen habernos alejado de nosotros mismos.

AAAABachaJ6WqKoox5rBhpP-jlEekBnsJH8Ls6JLaUNLNzW2PrYJkjHy4K6O9Ns_LGF8SR67kCrSJkH3nvccd_nPY4-UE0Cs.jpg
Foto: Netflix

Recurrir a especialistas: sicólogos, siquiatras, nutricionistas, médicos, el yoga, correr, parece estar transformando una sociedad que reclama empatía con diferentes tipos de campañas, en un momento que nos une a través de la muerte y lo desconocido, pero que, al mismo tiempo no visibiliza la falta de amor propio que nos termina volviendo hacia adentro (no en el sentido positivo de instrospección), donde esa empatía no puede construirse.

Quizás, sea tiempo de cambiar el mensaje dentro de las redes. Que construir empatía no sea una obligación o una lucha, sino parte del nacimiento de la nueva normalidad, de la que tanto se está hablando.