«El juicio del mono».

0
5

El 10 de Julio de 1925, en Tennessee, EEUU, se iniciaba uno de los capítulos mas bizarros de la historia legal, ese día comenzaba «El juicio del mono». Desde la publicación del libro «On the Origin of Species», de Charles Darwin, las autoridades educativas del mundo occidental se vieron en la encrucijada sobre su enseñanza en las escuelas, la presión de la iglesia mantuvo esta teoría fuera de los establecimientos católicos.

A principios de siglo en los EEUU comenzaron a surgir profesores de Biología y Anatomía que se animaron a incluirla dentro de sus cursos, esto provocó la reacción inmediata de los gobiernos conservadores, principalmente de los estados del sur y ex integrantes de los confederados en la guerra de secesión. En 1925 el estado de Tennessee fue el que tomó la medida mas directa promulgando la «Butler Act» o «Ley de Mayordomo», en ella se establecía la prohibición de enseñar en escuelas públicas teorías que insinuaran que el hombre evoluciona de animales o seres inferiores, negando la Historia de la Divina Creación del hombre como se enseña en la Biblia.

Meses después de promulgada la ley, John Thomas Scopes, un joven profesor de biología de la escuela secundaria de Dayton, desafiando la ley incluyó las teorías de Darwin en su programa de estudios. Al hacerse público, Scopes fue detenido frente a sus alumnos e interrogado ilegalmente por líderes religiosos locales, el metodista George Rappalyea contrató al abogado y candidato presidencial ultra católico William Jennings Bryan para oficiar de fiscal. Mientras Scopes tentaba al escritor Herbert George Wells para que lo representara, el mejor abogado del país, Clarence Darrow, se ofreció a defenderlo gratis, solo por el placer de enfrentar al xenófobo e intolerante de Bryan.

El 10 de Julio de 1925 se inició el juicio, que pronto se transformó en una farsa cirquera en la que se ridiculizaba a Scopes comparándolo con un mono. Bryan hablaba todo el tiempo agitando una biblia aduciendo que esa era la verdad revelada y lo que Scopes hacía era mal informar a los alumnos violando una ley del estado. Darrow le tendió una trampa a Bryant preguntándole si la biblia debía interpretarse literalmente, Bryan respondió que sí, Darrow colocó una piedra sobre su escritorio y le preguntó «-¿Que edad tiene esta piedra?», Bryan quedó perplejo, Darrow continuó «Según los científicos tiene millones de años, pero según los datos de la biblia el mundo se creó el 23 de octubre del 4004 antes de Cristo, o sea menos de 6 mil años, quien miente?».

El juez John Raulston, también ultra católico instó al jurado a no tomar en cuenta ese testimonio derrumbando la táctica del defensor. Scopes fue encontrado culpable, se lo multó con 100 Dólares, una fortuna para la época y se le impidió seguir ejerciendo, el propietario del periódico Baltimore Sun, Paul Patterson, simpatizó con Scopes y pagó la fianza, Bryan murió solo 5 días después, para cuando Darrow presentó la apelación, debido a lo antipopular de la causa ningún representante del estado se presentó y la ley no volvió a ser aplicada. Scopes siguió enseñando ciencias hasta su muerte en 1970.