El gobierno subsidiaría a los comercios con 10.000 pesos por cada empleado registrado

0
3

En Chaco, la mayor parte de la actividad comercial lleva casi cuatro meses paralizada. Sin ingresos y acumulando deudas, la situación se volvió insostenible de acuerdo con numerosos trabajadores del sector.

Para alivianar la crisis, el Gobernador Jorge Capitanich se reúne este martes con representantes del comercio y el sector empresarial de la provincia, con el fin de abordar de lleno la problemática. Primero en su agenda se encuentran los referentes de la Cámara de Comercio de Resistencia, cuyo titular Martín Giménez dialogó con Noticiero 9.

El presidente de la Cámara comentó que trabajan con el Gobernador en un aporte no reintegrable que iría directamente a los comercios caratulados como “no esenciales” de la capital chaqueña. “Venimos manifestando hace varias semanas al Gobierno Provincial la preocupación que tenemos por aquellos comercios que llevan en estos más de 100 días de cuarentena cerradas sus puertas”, sostuvo, subrayando que numerosos locales están cerrándolas definitivamente por la crisis que afrontan.

“Estamos buscando opciones para evitar eso”, aseguró el titular de la Cámara de Comercio. Mencionó también Giménez que trabajan en la pronta reapertura y flexibilización de la actividad comercial.

En cuanto al aporte no reintegrable, detalló que se trata de dinero que llegará en forma directa a los comerciantes y a las pymes. El mismo se calcula en cuanto a la cantidad de empleados que tiene la empresa por un monto de $10.000 por cada trabajador registrado. El comerciante “puede disponer de ese monto para cubrir la necesidad que le parezca pertinente”, comentó Martín.

Además, indicó que la medida contempla únicamente comercios del Área Metropolitana del Chaco -Resistencia, Barranqueras, Fontana, Puerto Vilelas y posiblemente Puerto Tirol-, ya que es zona más afectada del Departamento San Fernando. “Estamos trabajando en esta zona que es la más crítica, el resto de la provincia tiene su actividad comercial casi normal”, señaló Martín Giménez.