El fuego destruyó ensayos de 14 años y afectó casi 600 hectáreas del INTA “El Sombrerito”

0
12

La sequía y los vientos reinantes no dan tregua en la región NEA que viene siendo devorada por  distintos incendios. Uno de ellos, tomó estado público a nivel nacional, el pasado miércoles 19 de agosto de 2020, se trata de la Estación Experimental Agropecuaria “El Sombrerito” Corrientes donde se registró un importante incendio en uno de los dos predios con que cuenta la Unidad, el que está sobre las márgenes del río Paraná, cercano al poblado de El Sombrero.

Según un informe elaborado por el área de prensa de esa Estación Experimental, poco antes del mediodía del 19 de agosto, se tuvo conocimiento del avistaje de una columna de humo hacia el límite sur de la unidad, por la intensidad y dirección del viento, Sur en dirección Norte-NO el avance del fuego tomó dimensiones importantes. Se sumaron al trabajo cinco dotaciones: una de Riachuelo; dos dotaciones de Empedrado; dos dotaciones de Capital y una autobomba de División Forestales de Policía. También se hicieron presentes el Jefe de Bomberos de Policía de Corrientes, comisario Semboraín, el intendente de El Sombrero Raúl González con personal dependiente; la Policía de El Sombrero, con el jefe comisario Falcón a la cabeza y dotación.

Casi en simultáneo, se detectó un segundo foco ígneo hacia el fondo (Oeste) en la zona de potreros y arrocera, en cercanías al Rio Paraná, hasta allí acudieron las distintas dotaciones de bomberos y el personal del INTA que combatían las llamas; dada la cantidad de materia vegetal seca disponible y la velocidad de viento, hubo momentos de mucha tensión por la propagación del fuego en dirección al Arroyo El Sombrero (limite Norte de la EEA). En esa zona se puso énfasis en defender las instalaciones de corrales y bretes.

Tareas de defensa

 

Las tareas iniciales se concentraron en defender las instalaciones en zona de galones, talleres, casas de familias y Centro de Multiplicación de Aves expuestos al avance del fuego. Otro grupo del personal se dedicó a abrir portadas para permitir el escape de los animales y al rescate de terneros chicos y en algunos casos recién nacidos (plena época de parición).

Dos tractores grandes equipados con rastras estuvieron dedicados a ampliar cortafuegos y construir nuevos, mientras que los 2 tractores chicos hacían funciones de apoyo trasladando agua en 2 tanques para los operarios con mochilas y/o  bomberos en el frente de fuego. Varias camionetas se utilizaron en el rescate de terneros y traslado de agentes y elementos varios.

Factores que dificultaron el control

 

Dos factores fueron determinantes en la dispersión y persistencia del incendio.

1-La aparición de 2 focos, casi en simultáneo, pero distantes aproximadamente 4.000 m entre sí, que obligó a dispersar los elementos y la gente que se encontraba combatiendo el fuego. Estos focos se multiplicaron una vez superado el camino interno que va hacia el río.

2-La persistencia y velocidad del viento durante todo el día, incluida la tarde-noche, sin disminuir en ningún momento se mantuvo permanentemente en el orden de los 20-30 km/h, con algunos periodos con ráfagas de hasta 40 km/h.

Las tareas se extendieron desde el mediodía del miércoles 19 hasta las 03,30 de la mañana y recién en horas del mediodía del jueves 20, el grupo de bomberos de Empedrado apagó los últimos rescoldos.

Lo que el fuego se llevó

 

Un relevamiento preliminar señala, que se perdieron ensayos de rotaciones de larga duración (14 años), semillero de distintas especies de abonos verdes y colección de mandioca y caña de azúcar. Semillero de pasto Nilo. Arboles forestales plantados en la costa para control de erosión. Un monte frutal e instalaciones de una chacra demostrativa de la agricultura familiar.

La superficie quemada asciende aproximadamente a 450 hectáreas de campo natural y 100 hectáreas de áreas destinadas a ensayos experimentales arrasados y unas 40 hectáreas de pasturas implantadas. A su vez, 17 kilómetros de alambrados perimetrales e internos de 7 hilos. Tendido eléctrico de 5,5 Km de línea de media tensión que lleva energía desde la EEA a la estación de bombeo para el área experimental de arroz en la costa del rio Paraná. Cables pre ensamblados, que conectan el transformador con el tablero de comando y este con el motor eléctrico ubicado sobre el flotante en el Río. El resto corresponde a las maquinarias utilizadas al suceso (tractores – camionetas etc.) Postes para reemplazo, postes para soporte de malla anti pájaros, estacas para ensayos, etc.

“Si bien es cierto que en el incendio hubieron grandes pérdidas materiales valuables y otras no valuables, también es cierto que se salvaron muchas cosas, probablemente de mayor valor, no hubo que lamentar daños personales, se resguardaron edificios, laboratorios, viviendas, galpones, hacienda tanto bovina como ovina, equipos y herramientas varias, etc. En gran medida esto fue posible por el gran esfuerzo y compromiso de un grupo importante de agentes de la institución, que estuvieron a la altura de las circunstancias en la lucha contra el fuego, en algunos casos probablemente arriesgando más de lo necesario. Cabe destacar y agradecer al gran trabajo realizado por los distintos cuerpos de bomberos y la invaluable colaboración del Intendente y la Policía de El Sombrero. Además, resaltar el compromiso de colaboración de los vecinos desde donde provino el incendio, además se recibieron innumerables muestras de solidaridad y ofrecimientos de colaboración”, sintetizó Alfredo Marín, director de la Unidad.

 

Agradecimientos

 

El personal de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Corrientes, agradeció a los Bomberos Voluntarios de Empedrado, Riachuelo y Corrientes Capital, y División de Bomberos Forestales de la Policía, a la Dirección de Defensa Civil de la provincia, a la Policía de El Sombrero, al municipio de El Sombrero, al Sr. Raúl Gonzales Intendente de El Sombrero por el acompañamiento y la asistencia, en la dura jornada que nos tocó pasar el miércoles 19 de agosto pasado por el incendio del predio de nuestra Unidad.

De igual manera agradecen el apoyo de la Presidencia y Dirección Nacional de INTA, a todos los compañeros de trabajo a lo largo y a lo ancho del país que nos hicieron llegar sus muestras de afecto, solidaridad y ofrecimiento de colaboración. Al cuerpo docente de las Facultades de Ciencias Agrarias y Veterinaria de la UNNE, a las entidades agropecuarias, organizaciones de productores, técnicos de la actividad privada, empresas y público en general por las manifiestas muestras de solidaridad.

“Para finalizar, el más grande reconocimiento a los valientes compañeros de trabajo, que pusieron el cuerpo y lo mejor de sí mismos, sin descanso por más de 15 horas, luchando y peleándole al fuego, signo de demostración de cuánto cuidamos este nuestro segundo hogar y lugar de trabajo”, cierra el comunicado.

Fuente: INTA