«El eternauta».

0
3

El 23 de Julio de 1919, en Buenos Aires, Argentina, nacía un guionista y escritor que amparado en la ciencia ficción desnudó las injusticias y miserias de la historia Argentina, ese día llegaba al mundo Héctor Germán Oesterheld, autor de «El eternauta». Alumno callado y aplicado, su carrera se encaminaba a la geología, para pagar sus estudios comenzó a trabajar como corrector literario, hecho que le permitió conocer el mundo de las editoriales.

A los 24 años su vida dio un giro, obtuvo su licenciatura en geología, publicó «Truila y Miltar» en el diario la Prensa y se casó con Elsa Sánchez. Varias editoriales se interesaron en su trabajo y comenzó a colaborar con textos infantiles y de divulgación científica. Sus personajes comenzaron a desfilar por las revistas «Cinemisterio», «Misterix» y «Rayo Rojo», de su primera etapa son los legendarios «Bull Rocket» y «Sargento Kirk». En 1957 dio el paso mas importante de su carrera, junto a su hermano fundó la editorial «Frontera» desde la que reimpulsó las publicaciones de sus personajes conocidos y la de uno nuevo que trascendería las fronteras de la Argentina, «El eternauta».

Esta historia hecha en colaboración con Hugo Pratt y los dibujos de Solano López, sobre un viajero del tiempo que se le aparece al propio Oesterheld para contarle sobre una devastadora invasión extraterrestre en Buenos Aires. La gran cantidad de material para publicar los hizo editar otra revista llamada «Hora Cero» en versiones semanales y mensuales, pero el proyecto se les fue de las manos, eran excelentes escritores pero pésimos administradores.

Para evitar la quiebra vendieron los derechos de varios personajes, a pesar de ello la revista cerró, pero los nuevos propietarios de los derechos sabían del valor de Oesterheld y sus creaciones por lo que lo contrataron para seguir dándole vida a sus historias. Su compromiso político se evidenció en las ediciones de los años ’60 «Eva Perón», «Lord Pampa», «Vida del Che», » La Guerra de los Antartes» y » 450 años de guerra contra el Imperialismo».

En 1976 coincidiendo con la última edición de «El eternauta» se unió a la agrupación Montoneros como vocero. En 1976 fueron secuestradas y asesinadas sus 4 hijas, igual suerte corrieron sus yernos, sus nietos fueron apropiados y vendidos en el círculo de altos mandos militares, finalmente el 27 de Abril fue capturado en la Plata y llevado al centro clandestino de detención «El ratonero». Durante casi un año fue torturado en el centro clandestino de detención «El Vesubio» hasta su asesinato sin fecha exacta en 1978. Hoy su obra fue revalorada y puebla las publicaciones y museos de arte argentinos.

Comentários no Facebook