El drama en la primera línea de batalla: casi 19 mil médicos y enfermeros contagiados y 60 muertos

0
1

José Aguirre era enfermero, tenía 56 años y trabajaba en el Hospital Rivadavia desde hacía décadas: murió el 21 de junio pasado por coronavirus. Mónica Albornoz, del Hospital Provincial de Tigre, murió este fin de semana tras 20 días en terapia intensiva con COVID-19. Cristina Lorenzo tenía 62 años, también era enfermera y falleció con coronavirus hace una semana. La conmovedora y emotiva despedida que le hicieron sus compañeros del hospital de San Isidro se viralizó días atrás.

Desde que se desató la pandemia, se contagiaron de coronavirus cerca de 19 mil trabajadores del sistema sanitario en todo el país, según datos del Ministerio de Salud actualizados hasta el fin de semana. La cifra representa cerca del siete por ciento de los contagios totales, aunque la tasa de letalidad es relativamente baja, del 0,33 por ciento. Desde el gremio que los agrupa a nivel nacional exigen mayores medidas de prevención y alertan por el desgaste y el estrés de los profesionales de la salud.

De acuerdo con las cifras oficiales confirmadas por el Ministerio de Salud a BigBang, hasta este fin de semana habían fallecido 60 trabajadores del sistema sanitario, entre médicos, enfermeros, terapistas, camilleros y ambulancieros, entre otros (41 hombres, 19 mujeres). De acuerdo al dato reportado en el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud había 18.900 contagiados desde que comenzó la pandemia, aunque la cifra aumenta con rapidez: la consulta previa de este medio fue el jueves y desde la cartera sanitaria detallaron 18.442 trabajadores sanitarios infectados. Más de 15 mil se concentran en el área metropolitana de Buenos Aires.

Desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa) advirtieron que un factor importante para comprender la cantidad de médicos y enfermeros contagiados es el pluriempleo. “Los trabajadores están expuestos a una carga viral mucho más alta, porque hay un efecto rebote. Además, hay un desgaste que en el marco de la pandemia hace estragos, hay cansancio acumulado, y eso es un factor de riesgo porque debilita y también porque baja la aptitud ante los cuidados”, detalló a BigBang la titular de FesprosaMaría Fernanda Bariotti.

El lunes, tras la marcha contra el Gobierno, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se refirió a los médicos y enfermeros, a quienes les pidió «perdón por no haber logrado evitar que la oposición buscara otra manera de protestar que no ponga en riesgo a la gente».

La preocupación por el avance del COVID-19 entre el personal sanitario es tal que en las últimas horas un grupo de diputados opositores pidieron al Gobierno que reglamente con urgencia la “Ley Silvio”, la primera norma aprobada por el Congreso de forma virtual en plena pandemia que dispone las medidas de protección elementales para médicos y enfermeros que trabajan en contacto directo con la enfermedad. La ley debe su nombre a Silvio Cufré, el primer trabajador del sistema sanitario que murió por coronavirus en la provincia de Buenos Aires.

“En cada institución a la que vas te tenés que vestir, desvestir, cambiar, no en todos lados están las condiciones adecuadas, esos son momentos críticos por un potencial contagio”, explicó Bariotti, quien reclamó testeos preventivos y masivos para los profesionales de la salud. “Hay un 10 por ciento de asintomáticos que dieron positivo en el testeo”, explicó.

Una de las situaciones más complejas se dio en el Hospital Posadas, donde de los 5.000 trabajadores hay un 30 por ciento de la planta fuera de circulación: 450 infectados y 1.500 que se encuentran aislados porque son contactos estrechos de casos positivos.

Además, desde Fesprosa también reclaman al Ministerio de Salud mayores precisiones respecto a las áreas en las que se desempeñan los profesionales contagiados para trabajar en mayores medidas de prevención. “Si la mitad son personas que trabajan en el área de admisión habrá que trabajar haciendo prevención en ese sector, si son camilleros, hay que trabajar más ahí”, explicó Bariotti.

SUELTA DE GLOBOS EN EL DURAND

Trabajadores del Hospital Durand realizaron este mediodía un reclamo para exigir al Gobierno porteño que envíe más elementos de protección personal para los trabajadores del sistema sanitario. Además, hicieron un homenaje a Grover Licona Díaz, un enfermero que falleció días atrás por coronavirus tras 20 días internado. Según el delegado Héctor Ortiz, en ese centro de salud hubo 300 contagiados.