Detectan huellas de ozono y dióxido de carbono en Marte.

0
2

El hallazgo fue realizado por el orbitador TGO en la atmósfera del planeta rojo. Los descubrimientos de la misión ExoMars fueron publicados en dos artículos. Desconcierto entre los científicos.

El orbitador TGO (Trace Gas Orbiter) de la misión ExoMars ha detectado en la atmósfera de Marte huellas de ozono y dióxido de carbono (CO2), hasta ahora desconocidas en el planeta rojo.

TGO lleva dos años buscando comprender la mezcla de gases que conforma la atmósfera marciana, y más concretamente el misterio que rodea a la presencia de metano en el planeta.

Estos hallazgos se describen en dos artículos publicados en “Astronomy & Astrophysics”. Uno fue dirigido por Kevin Olsen, de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y el otro, por Alexander Trokhimovskiy, del Instituto de Investigación Espacial de la Academia de Ciencias de Rusia en Moscú.

Sorprendentes

“Estas huellas son sorprendentes y desconcertantes”, reconoció Kevin, pues se encuentran por encima de las longitudes de onda precisas en las que los científicos esperaban encontrar las huellas de metano más evidentes.

“Antes de este descubrimiento, la característica de CO2 era totalmente desconocida, y es la primera vez que se identifica ozono en Marte en esta porción del espectro infrarrojo”, comentó el investigador.

La atmósfera marciana está dominada por el CO2, que los científicos observan para medir las temperaturas, rastrear las estaciones, explorar la circulación del aire y mucho más.

El ozono -que forma una capa en la alta atmósfera tanto de Marte como de la Tierra- ayuda a mantener estable la química atmosférica. Naves como la sonda Mars Express de la ESA han detectado CO2 y ozono, pero la sensibilidad sobresaliente del TGO ha hecho posible revelar nuevos detalles sobre cómo estos gases interactúan con la luz.

Observar el ozono en el rango donde el TGO busca metano es un resultado que nadie anticipaba.

Aunque los científicos ya han cartografiado las variaciones del ozono marciano en función de la altitud, hasta ahora habían empleado métodos que dependían de las huellas de gas en el ultravioleta, una técnica que solo permite efectuar mediciones a altitudes elevadas (a más de 20 kilómetros por encima de la superficie).

Los nuevos resultados del ACS demuestran que también es posible cartografiar el ozono marciano en el infrarrojo, por lo que su comportamiento se puede medir a altitudes menores para obtener una visión más detallada de su papel en el clima del planeta.

Uno de los principales objetivos del TGO es explorar el metano. Hasta la fecha, las señales de metano marciano son variables y hasta cierto punto enigmáticas.

 

Comentários no Facebook